Me llamo David Moraza y naci en 1961. Soy mormón desde los quince años. Estoy casado y tengo dos hijos, Alma y David.

teancum.es nacio como un soporte de mi estudio personal de las escrituras. En vez de anotar las ideas que venían a mi mente en un cuaderno decidí hacerlo en un blog.

Más adelante, de esa loable intención, surgio mi afición a escribir. He publicado una novela y un libro de ensayos. Tengo en mi cajón un estudio de las planchas menores de Nefi. Algún día he de sacarlo a luz.  Decidí, por tanto, plantearme crear un sitio web para compartir mi estudio personal. ¿Por qué?

teancum, David Moraza
El autor

Porque creo que cualquier idea, por simple que sea, se añade a la totalidad que tenemos como humanidad. Además de eso, supongo que el hombre natural estará siempre por ahí, con sus razones. No voy a darle voz aquí.

Mi formación es técnica en electrónica de telecomunicaciones, programación y diseño web, soy formador ocupacional por la Junta de Andalucía. Trabajé en mi propio taller en Sevilla durante un año.
Me case en 1984 con Nati. Nos vinimos a Almería y trabaje transportando muebles, vendiendo seguros, accesorios para animales de compañía, en una gestoría llevando contabilidad etc. Cinco años en Telebase S.L. una de las primeras empresas proveedoras de acceso a internet en España, donde fui socio y trabajador. Después de su venta, hice trabajos de diseño y programación en modo freelance para inmobiliarias. Desarrollé mi propia solución y aproveche el gran crecimiento del sector. En  CEAF durante cuatro años impartiendo cursos en el poniente almeriense. Fui el promotor de la antigua teancum.es,  una publicación online en defensa de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mi intención es volver allí)
Y durante todo ese tiempo a jornada completa en el sector de la seguridad privada en transporte de fondos.

En todo este tiempo las actividades se solapaban unas con otras, un etapa larga e intensa.

Como puede comprobar, este sitio web no es académico. Es el de un hombre común que lee las escrituras.
Las escrituras siempre me acompañaron. Pero sobre todo hubo un cambio a partir del año 2004. Al establecerse la estaca de Granada, fui llamado a servir en ella. De forma repentina, se produjo un crecimiento en mi experiencia con ellas, me abrieron un mundo nuevo.
Y eso tiene mucho que ver con el contenido de este sitio web.
Y en todo momento, siempre me he sentido como “Un muchacho frente a un gran y espacioso edificio
David Moraza