lunes, abril 15, 2024
InicioActualidadTeáncum perspectiva y futuro

Teáncum perspectiva y futuro

Llegado as los 200 artículos, obsequio con una copia de mi novela Los Palacios de Kólob a los lectores de Teáncum.

Teáncum nació en Octubre de 2015, una vida activa que va para diez años. En Enero de 2019 me propuse llegar a los doscientos artículos y después considerar el camino a seguir. Han pasado cinco años desde entonces, puedo decir que con esta publicación, he llegado a esa meta.

Al llegar a estos doscientos artículos he creído apropiado regalar una copia de mi novela, Los palacios de Kólob (477 pág..) a todos mis lectores. Más adelante presentaré el enlace para su recepción.

Los contenidos en Teáncum equivalen a un volumen de más de 2.500 paginas. Tiene diez secciones en su menú de navegación. Mensualmente recibe entre 6 y 7 mil visitas. Mayormente de EEUU, México, Colombia, España y Argentina.
Ese volumen de lectores no es especialmente grande. Nuestro nicho de visitantes está entre los santos de los últimos días con intereses muy definidos en el estudio de las escrituras. Es una selección, en la ya ajustada selección, de aquellos que buscan el conocimiento creciente de la restauración.Teáncum una perspectiva y futuro

Teáncum escudriña nuevas perspectivas en las escrituras. Mi trabajo no es de erudición sino de exploración y descubrimiento. Intento alimentar el alma con nuevos significados y no tanto a la mente con nuevos datos. Por eso mi trabajo es muy personal y me alejo de las corrientes usuales de estudio de las escrituras. Mis contenidos no se generan de publicaciones de otros autores sino que busco la innovación, la originalidad y la aportación de nuevas perspectivas recogidas directamente de las escrituras.

Este planteamiento de trabajo a veces es agotador porque parto siempre de cero en la mayoría de publicaciones. Intento ofrecer al lector contenidos únicos que no va a encontrar en otro lugar salvo por una extraña coincidencia.
No obstante, creo sinceramente, que quien se acerque a Teáncum, puede confiar en no desviarse de la doctrina del evangelio sino que se enriquece de nuevos matices, algunos de ellos insospechados.

El enfoque de contenidos

En la sección «Cosmología del Evangelio«, una de las más extensas, relaciono el conocimiento del Universo que tenemos con la otra sección, «El  Plan de Salvación«. Esta relación entre Cosmología y salvación, ya lo planteó Alma con Koryhor en Alma 30:44.  Supone un extenso trabajo de encontrar la simetría entré el lenguaje de DyC y la Cosmología moderna así como aspectos de la física. Siempre digo que la física es el evangelio de la materia.Nuevas escrituras

Esta sección requiere estar al día de los descubrimientos en cosmología, que ahora con el telescopio James Web, genera un caudal permanente de noticias. El equilibrio entre las teorías apresuradas y una asimilación de tantos cambios, me lleva a ser prudente. No obstante la sintonía entre la cosmología del Señor y lo que vemos es impresionante.

La perspectiva que uso en el estudio de las escrituras, es oblicua no frontal. De esa manera consigo identificar relieves escondidos que dan profundidad a la lectura. Para hacer eso profundizo en el lenguaje y la escena, me muevo alrededor de ellos y exploro sus dimensiones.
Tengo la convicción que las escrituras y en especial Doctrina y Convenios es el lenguaje más cercano a los cielos. Estas escrituras tienen armónicos en sus mensajes, contenido no explícito pero accesible a quien lo busca. Son fractales del reino de los cielos, de la misma forma que el lenguaje representa la forma de pensamiento de quien lo habla.
Uno de los artículos más leídos trabaja en este aspecto.

Artículo relacionado

Las turbulencias en Doctrina y Convenios, su contemplación

El alma

En el estudio por ejemplo de «El plan de salvación» tal como lo comento, no tengo por objetivo saturar al lector de escrituras y doctrina, sino a través de la reflexión y el estudio penetrar en el alma misma y concebir ideas y emociones nuevas. La mente y el conocimiento como paso necesario para llegar al interior, a la conmoción, al pensamiento quebrantado.

Llamo pensamiento quebrantado al proceso de quebrar o abandonar la etapa de la apostasía y sus estribaciones. Los conceptos apóstatas de la divinidad, todavía presentes en nuestro lenguaje, nos impiden pensar con una mente restaurada. En Teáncum, intento resaltar las nuevas palabras de la restauración. Las palabras son como resortes que abren compuertas.

El potencial que tiene la restauración del evangelio, está todavía por descubrir.

El conocimiento de la restauración

Teáncum esta adscrito a la doctrina oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Teáncum una perspectiva y futuro
La doctrina de la restauración está diseñada para facilitar el tránsito de grandes potenciales de conocimiento en nuestra mente. Este conocimiento circula intensamente a través de la circuitería diseñada de la restauración, de tal forma que una Iglesia muy jerarquizada en su organización, con una gran cohesión a nivel mundial, favorece un crecimiento a nivel personal espectacular en relación a su doctrina.

Esto es ciertamente paradójico. La organización como Iglesia, gracias a su jerarquía y gradación de autoridad, ha sido capaz de sortear grandes desafíos en su historia. Sin embargo la libertad de estudio y pensamiento esta intacta. ¿Cómo encajar estos dos aspectos en apariencia opuestos?
En mi opinión hay dos causas principales.

Primero

La promesa del Señor

«…¿Qué poder hay que detenga los cielos? Tan inútil le sería al hombre extender su débil brazo para contener el río Misuri en su curso decretado, o volverlo hacia atrás, como evitar que el Todopoderoso derrame conocimiento desde el cielo sobre la cabeza de los Santos de los Últimos Días.»
DyC 121:33

Ese conocimiento de los cielos, se derrama sobre las cabezas de todos, sin distinción de llamamiento o méritos. Este cielo por descubrir sobre nuestras cabezas, es un aliciente en nuestra membresía. Los páramos de la restauración, no pisados aun, son un acicate para la colonización de nuevos territorios de conocimiento.

Segundo

La complexión de los santos

Nuestra complexión incluye una libertad y una obediencia intensamente metabolizadas en nuestro interior. Sin obediencia a las leyes del evangelio y el apoyo a nuestros líderes no habría Iglesia porque seríamos rechazados por el Señor. Perderíamos el favor de los cielos y se perderían las llaves del sacerdocio. Seríamos como la sal que pierde su sabor y solo sirve para ser echada fuera y ser hollada por los hombres.
Una vez obedecemos las leyes, entonces somos libres. Es lo hermoso de esto, la obediencia te da la estabilidad para pensar lucidamente y a tener el sentido común de no reclamar la razón o la verdad sino el derecho a la creación.

Es en el acto creativo, dentro de la ley y la obediencia, donde el alma no desborda las lindes de lo común, sino que se eleva a dónde no hay límites ni barreras. Es ahí donde se experimenta la libertad sagrada, otorgada por nuestro Señor, para explorar un cielo despejado sin ningún límite.Teáncum una perspectiva y futuro

El estudio de la restauración está muy unido a la maravilla. Por eso me propongo más que informar o enseñar, descubrir, cavar encontrar la perla escondida. Sí, eso es, busco la maravilla escondida de la restauración.

Créanme que sería más fácil para mí, sin subestimar otros contenidos, ceñirme al lenguaje usual del estudio de las escrituras, como pueden estar en los manuales o revistas. Pero encontrar las pequeñas dimensiones que vibran ahí dentro, los zumbidos suaves que recorren las escrituras, los enlaces finos y delicados de ideas que sobrevuelan como libélulas.

Sí, esos pensamientos fugaces, que has de escribirlos con urgencia en una servilleta, en un recibo, en la mano, en tierra con un dedo…esas ideas volátiles y que sin embargo te llevan a tesoros.
!Cuantas de ellas perdidas! dolorosamente perdidas y nunca recuperadas.
Cuantas noches levantarme de la cama y corriendo a mi escritorio y escribir torpemente, con sueño, ah… pero no se escapo, lo guardé.
Sí esa búsqueda, agota a veces, pero también da gozo. Con la modestia debida, estimado lector, busco lo que usted nunca escucho, ni subió a su imaginación. Le hará sonreír y admirarse del tesoro recibido en la restauración  del evangelio.

Conseguir esto es un desafío permanente que no siempre consigo resolver.

El lenguaje en Teáncum

Uno de mis referentes a la hora de trabajar en algunos artículos es Elder Neal A Maxwell. Su peculiar estilo de comunicación ha sido una inspiración para mi. Usar un lenguaje semipoético, unido a la doctrina y agudeza de sus ideas me ha mostrado un campo nuevo de estudio. Intento resaltar la belleza y las formas que hay en la restauración, siendo la estética de las escrituras en ocasiones, tan reveladora como su contenido.

En otros trabajos uso un lenguaje con términos técnicos de diversas disciplinas en el estudio de las escrituras. Considero que las lindes en algunos asuntos se funden y hemos de incorporar nuevos términos en nuestro lenguaje espiritual. En definitiva todo es materia, por tanto todo pertenece a un mismo contenedor de conocimiento. Las divisiones son ilusorias. Este ejercicio de flexibilidad en nuestro pensamiento, no contradice la complexión de nuestra fe sino que nos permite nuevos movimientos más ágiles para el entendimiento de las escrituras.

A partir de ahora

En realidad el camino que tome ahora, no depende totalmente de mí. Hace mes y medio me jubilé y mi vida ha experimentado un cambio de ritmo muy grande. La inercia del trabajo comunica actividad a toda el alma. Ahora experimento la necesidad de un acopio de energía y recogimiento para enfocarla en nuevos objetivos. Teáncum es uno de ellos, pero no es suficiente.

Durante estos diez años, usted estimado lector, ha recibido lo mejor de mí. No podré seguir si para ello he de rellenar hojas con palabras que no salgan del sitio acostumbrado.
Un lugar que está en la parte central de mi pecho, algo a la izquierda, como a tres dedos en mi interior.
No sé qué hay, pero suele haber un zumbido, como un aleteo de algo que pugna por salir. Espero que no me falte, de lo contrario ha sido un placer conocerles y compartir.

 

Los palacios de Kólob

En esta nueva etapa quiero hacer llegar a mis lectores una copia gratuita de mi novela Los Palacios de Kólob. El formato es en pdf o epub.
Esta novela narra la vida de Belisario. Este joven diagnosticado con esquizofrenia desde su juventud se da cuenta que esos raptos de la realidad o visiones de un mundo anterior no son tal cosa sino recuerdos emergentes de Kólob.
Belisario es un invelado, alguien que retiene en su memoria todo lo que ocurrió en la preexistencia.
En sus recuerdos de Kólob va componiendo un mural con la vida de nuestra preexistencia. Las casas matriarcales, sus trabajos, escuelas transversales, grupos de trabajo en la creación…todo un mundo escondido en su memoria que va presagiando una rebelión.
En su capítulo 1, a manera de prólogo, comienza describiendo la batalla final en los cielos. Después entraremos en Kólob, el mundo de la preexistencia y su increíble diversidad.

Obtener una copia

 

6 COMENTARIOS

  1. David un placer saludarte sabes he disfrutado mucho los artículos que haz subido mi favorito la novela los Palacios de kolob así fue como te encontré por primera vez y después entre a teancum y de alguna manera he tenido pensamientos nuevos. es verdad lo que dicen que el lápiz mas pequeño es mas poderoso que la mente mas grandiosa sino lo escribes lo pierdes. debe ser glorioso el mundo de los espíritus como los es este mundo glorioso y como lo es todo lo que ha creado el señor. espero algún día conocerle en persona. saludos desde el valle del gran lago salado Utah.

    • Hola Manuel, ya van años caminando juntos en este viaje que hace Teáncum por las escrituras. Para mí un placer contar contigo y sí, espero algún día conocernos. En proyecto tenemos un canal de Youtube y charlas por zoom, estamos varios trabajando en ello.
      Saludos desde Almería, España. Junto al Mediterráneo

  2. Don David, le sigo desde Costa Rica, y solo puedo expresar mi mas alto agradecimiento. He disfrutado de cada uno de sus artículos. Claro algunas mas que otros, pero por cuestión de gusto personal, nada de «no estoy de acuerdo con lo que dice» , y si así fuera en un momento, estoy seguro que no es por cuestión de doctrina que al final tratamos de uno y otro modo de vivir.
    Reitero mi agradecimiento, y aquí estaré esperando mi copia de ese registro, para llenar mi tiempo de recién jubilado en el alimento del alma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas publicaciones