martes, julio 27, 2021
spot_img
InicioActualidadLa segunda venida del Salvador y las nuevas señales

La segunda venida del Salvador y las nuevas señales

La segunda venida del Salvador y las nuevas señales, es un asunto donde siempre me he sentido a ciegas, hasta el 12 de Marzo de 2021. Ese día tuve la ocasión de acercarme a esta profecía desde otro ángulo.

Normalmente cuando alguien me pregunta acerca de la segunda venida y las nuevas señales, contesto: «La verdad es que este asunto no me interesa mucho» Y estoy diciendo la verdad. Sé que es una respuesta un poco áspera, pero la digo con una sonrisa y así me evito escuchar cosas extrañas que indican lo cerca está. Y también evito hablar de algo donde nunca me sentí seguro de qué decir.

La segunda venida del SalvadorTal como ustedes, tengo fe en la restauración del evangelio, me convertí y bauticé a los 15 años. Pero antes, a los 14, me impregné del método de pensamiento griego con los presocráticos y con Platón. A esa edad escribí mi primer libro «Un perfil de filosofía» emulando los diálogos de Platón. Soy un occidental convencido, quiero decir que apoyo y sostengo los valores de nuestra civilización: la libertad, la igualdad, el liberalismo en lo económico  y la ciencia como herramienta para comprender y dominar la naturaleza que el Señor nos dio. Estoy seguro de la conveniencia de la democracia, soy conocedor de sus peligros. Me considero seguidor de la ciencia de mi tiempo.

En este contexto personal, mi perspectiva se hibrida entre las escrituras y la Scientific American. No obstante sé quién es mi Salvador y Redentor.

Mi disposición desde el principio

Permítame estimado lector, dar un toque biográfico.
Desde que tengo memoria busqué una armonía entre la fe y la ciencia. A veces tuve que renunciar a ello y otras me regocijo como un niño.
Con once años mi padre me traía revistas y libros de ciencia y de platillos volantes. Yo reunía a mis amigos e intentaba convencerles de la existencia de vida en otros planetas. Para eso los llevaba a la acera de cemento en nuestra calle. Con una piedra empezaba a golpear el cemento provocando pequeños impactos, después les decía señalándolos

«Este es el universo y estos puntos las estrellas, ¿Cómo puede estar habitado solo un planeta de una de ellas?»
Eso parecía convencerles. Con esa fama adquirida en mi calle, me llamaban con otra petición y me decían: explícale a este por que existe Dios. Yo volvía a llevarlos a la acera y la golpeaba con la piedra pero con más puntos que antes y decía:
«¿Este es el universo y estos puntos las estrellas ¿Cómo pueden haber tantas estrellas con vida en sus planetas sin alguien que lo haya organizado?»
Era asombroso, pero un mismo ejemplo en la misma acera, servía para que aceptaran dos cosas distintas.
Hoy sigo golpeando en la acera igual que de niño, intento encontrar sus pasos en esos puntos, desentrañar sus movimientos escondidos.

12 de Marzo de 2021.

Nunca me gustó entrar en ese avispero doctrinal que es la segunda venida, se  suele salir como José Smith.

«José, hijo mío, si vives hasta tener ochenta y cinco años de edad, verás la faz del Hijo del Hombre; por tanto, sea esto suficiente para ti, y no me importunes más sobre el asunto…Y así quedé, sin poder decidir si esta venida se refería al principio del milenio, o a alguna aparición previa, o si yo había de morir y de esa manera ver su faz.» (130:16)

SN10 de Starship

Así que, estimado lector, si espera aquí una fecha, no deseo importunarle gastando su tiempo. Sin embargo tengo algunas consideraciones que quizás le interesen. Y créame es la primera vez que hablo o escribo sobre este asunto. Le invito a que me siga en mis extraños argumentos.

El día 12 de Marzo de 2021 estuve siguiendo las últimas noticias sobre SpaceX y sus pruebas con la Starship. Después de dos intentos fallidos el prototipo SN10 aterrizó, aunque a los 10 minutos estalló. El motivo fue poca presión de Helio desde el tanque de cabecera, aterrizó a 10Km/h en lugar de 5Km/h rompiendo las patas de aterrizaje, esto ocasiono una fuga de metano y la explosión.

¿Qué tiene que ver esto con la segunda venida? 

Tiene mucho que ver. Elon Musk se ha propuesto ir a Marte y lo logrará. No tiene al congreso de los EEUU observando los gastos (la NASA sí) y decidiendo si es viable su proyecto. El tiene SpaceX una empresa privada con beneficios. El objetivo de llegar a Marte en 2022 y enviar un millón de personas en 2050 parece muy optimista pero solo es cuestión de tiempo.

Al meditar en esto me di cuenta que la segunda venida del Salvador es un acontecimiento terrestre, no del sistema solar. Si se produjera en el 2050, Marte quedaría excluido del suceso y un millón de personas también.

¿Circunscrita a la Tierra?

La segunda venida es el fin de la historia de la humanidad. Es la fractura de la inercia humana acumulada durante miles de años, de los vivos y de los muertos, de la misma tierra que participa en este acontecimiento. Si la segunda venida se produce con un millón o más de humanos en otro planeta, estos no serán terrestres, serán ajenos al juicio y a los acontecimientos.

cosmología del evangelio

Marte no participa en nuestro plan de salvación, es un mundo ajeno. Al colonizarlo, los nacidos allí se verían a sí mismos como hijos de Marte no de la Tierra. Sería romper la simetría entre la Tierra, nosotros y el plan de salvación. No tenemos escrituras ni revelación para este supuesto.

Al darme cuenta de esto me topé con un muro. No estaba en cuestión la redención del alma. La redención del alma no se establece en un lugar geográfico sino que allá donde vamos, se expande por los méritos del Salvador. Pero la segunda venida es el juicio y el advenimiento de su reino y esto sí esta localizado en la geografía del planeta Tierra.

«porque con poder y gran gloria me revelaré desde los cielos, con todas sus huestes, y moraré en rectitud con los hombres sobre la tierra mil años, y los malvados no permanecerán.» (DyC 29:11)

Los hechos que relato no sugieren un tiempo concreto para su venida pero acotan la ventana de acontecimientos. La restauración pone las cosas muy claras y no nos deja margen, al menos a mí, para mirar hacia otro lado. Aunque todavía no, sin embargo, no tenemos siglos por delante.

Una colisión reveladora

El estudio de las escrituras y la dirección de la historia humana me provocan desasosiego en este asunto. En mi interior hay una colisión de «partículas» o ideas con direcciones, en apariencia, opuestas. Por un lado me maravilla el plan de salvación y mi testimonio del poder de redención de Cristo. Por otro deseo que siga la evolución de mi mundo, que lleguemos a Marte y sobre todo a Titán. Que descubramos las leyes últimas de la materia. Pero la segunda venida del Salvador, supone una tremenda colisión de trayectorias, sin embargo ahí es donde surgen ideas maravillosas, en ese choque.

Los hijos de Elohim

Con una humanidad extraplanetaria, no exploradores sino afincados en el exterior terrestre, si su venida no ocurre antes, necesitaremos más luz y conocimiento para un plan extendido. De lo contrario, la alternativa es la fractura de la historia humana en la segunda venida. No hay más opciones.

Somos así, hijos de nuestro Padre. Buscamos otros mundos y el árbol de la vida. En nuestro interior está la semilla de la gloria, el poder y la inmortalidad. Es nuestra vocación por herencia, por dote, no es soberbia, es nuestra constitución.
Francamente, el estado de probación no puede prolongarse ad infinitum. Yo me formé en esa creencia, un idea de un futuro ascendente y sin límite. A estas alturas yo imaginaba que viajaría en un coche volador pero sigo con un motor de explosión.

La segunda venida del Salvador
Sin saberlo, buscamos un estado de gloria

Lo que estimo es que en un siglo o algo más, podemos alcanzar, como humanos, velocidad de escape, no solo de la Tierra sino del plan de salvación. Una versión parecida a la inmortalidad y una civilización extendida en el espacio, desvinculada de la segunda venida.
Sin saberlo, buscamos un estado de gloria, aspiramos al anterior y si se nos deja crearemos nuestro pseudo-jardín de Edén pero dentro de un triste y solitario mundo. Si Él nos abandona, saltaremos al vació con nuestras hojas de parra, con nuestros pecados. Nos adentraremos en el cosmos y buscaremos el árbol de la vida. Romperemos la espada encendida que lo guarda.
El no puede abandonarnos ahora, lo necesitamos más que nunca, porque nuestras alas de cera nos llevarán al Sol.

Estamos cerca de una gran encrucijada, emocionante pero desafiante a la vez.

La gran confluencia

Esta pintura «La creación de Adán» (1511) de Miguel Angel situada en la capilla Sixtina ilustra muy bien la idea que presento ahora.
El conocimiento de la creación está en la punta de nuestros dedos. Los físicos han buscado durante 40 años, una ley que describa las fuerzas del Universo, la unificación en una sola teoría de las cuatro fuerzas fundamentales (TGU, Grand Unification Theory​). El modelo estándar de la física dio la impresión de llegar a los componentes básicos de la materia y las leyes que la rigen. La mecánica cuántica sumó el extraño comportamiento de las partículas a escalas más pequeñas que el átomo. La relatividad aúna el espacio y el tiempo describiendo la gravedad pero es incompatible con la mecánica cuántica.

Actualmente la teoría de supercuerdas (Teoría M) es la candidata a conseguir esa unidad que explique en una sola visión todas las leyes del Universo. Es la mayor creación teórica de la humanidad. Esta teoría acude a 10 dimensiones para acoplar las cuatro fuerzas fundamentales. Si se consigue inventar unas matemáticas capaces de resolverla, estaremos en disposición de entender la creación de un modo inimaginable ahora mismo. Será en ese momento cuando esta pintura adquiera todo su simbolismo

¿Por qué hablo de la teoría de cuerdas para tratar la segunda venida del Salvador?

La segunda venida del Salvador
Dimensiones Calabi-Yau

Porque creo que el Señor necesita que entendamos cómo se produce este acontecimiento. Presiento que no observaremos su llegada como ignorantes sino comprendiendo qué esta pasando y cómo sucede. Para eso es necesario una teoría física que unifique las fuerzas del Universo así como Colón necesito entender la geometría terrestre para llegar a un nuevo mundo.

Creo que como humanidad, sin saberlo, estamos llamando para que se abra una puerta y hemos de entender cómo se abre. Veo una gran confluencia del desarrollo espacial, de la física avanzada y de la restauración. Y toda esto esta ocurriendo en una ventana temporal de no más de 70 años. No ha existido nunca una época donde las curvas de crecimiento entre el mundo y el evangelio se corten en el tiempo de forma tan clara como ahora.

La profecía de Nefi

«Y miré, y vi entre los gentiles a un hombre que estaba separado de la posteridad de mis hermanos por las muchas aguas;
y vi que el Espíritu de Dios descendió y obró sobre él; y el hombre partió sobre las muchas aguas, sí, hasta donde estaban los descendientes de mis hermanos que se encontraban en la tierra prometida.» (1 Nefi 13:12)

la segunda venida del Salvador
Colón sabía que la tierra era esférica

No hubiera sido posible el cumplimiento de esta profecía sin un modelo nuevo de la geometría del mundo. Colón sabía que la tierra era esférica, con ese conocimiento el Señor sí pudo realizar su obra. Pero hasta entonces no. No se trataba del viaje de Lehi o Jared. Era el contacto de dos culturas y sus naciones, se requería una comprensión de los medios, de la geometría del mundo y la mentalidad asociada. España y después el resto de naciones, asimilaron una nueva realidad, la incorporaron a su propia historia.
En otras palabras, la llegada a un  mundo que estaba a más de 7000 km en el siglo XV, el cumplimiento de las profecías, requirió el mayor nivel de conocimientos de la humanidad hasta entonces y una nueva geografía.

La profecía de La segunda venida requerirá de la humanidad la capacidad de entender las grandes aguas del Universo y el correcto entendimiento de DyC 88:95. donde se describe como se desenrollarán las dimensiones escondidas. Porque no se trata tanto de su venida como nuestra llegada a su presencia.

El dedo de Adán

La confluencia más clara desde mi punto de vista es el recogimiento de Israel y su faceta en la historia familiar. La inteligencia artificial ya se esta usando en familysearch. Vamos a ver avances increíbles con esta tecnología en las labores del recogimiento. Esta avanzada tecnología es el dedo de vanguardia de Adán, que prepara al mundo para contactar con el evento de la segunda venida. Algo así como el acoplamiento de dos naves en el espacio, acomodando velocidad y dirección. Estamos creando una exclusa de conocimiento que facilite la transición del plan a una nueva etapa, recibiendo al Salvador y a la nación de los cielos.

La curva del recogimiento

«Hoy habrá tempestad, porque tiene arreboles el cielo y está nublado. ¡Hipócritas!, que sabéis discernir el aspecto del cielo, ¿pero las señales de los tiempos no podéis discernir?» (Mt. 16:1-4)

La segunda venida del Salvador
El recogimiento y su relación con la ciencia

Durante toda nuestra historia como iglesia, hemos usado la tecnología igual que Pablo las calzadas romanas para difundir el evangelio. Usamos todo lo que cae de la ciencia en forma de técnica. Transitamos por los la imprenta en 1829 y desde esa fecha hemos asumido sabiamente, todas y cada una de las tecnologías, la TV (inventada por un miembro de la iglesia) emisión por satélite, Internet y la inteligencia artificial (puntos A, B, C y D). El resultado de esto es un crecimiento acelerado del recogimiento de Israel, sobre todo al otro lado del velo.

Pensamos que esto forma parte del plan de Dios. Sin embargo creo que no nos damos cuenta que la curva ascendente de la ciencia, encima de la tecnología y en paralelo a ella, tira de nosotros hacia un entendimiento más profundo del mundo, la doctrina y las escrituras. No podemos abrir la mano para recibir los bienes técnicos y cerrarla para la teoría de donde proceden, eso sería una clase refinada de hipocresía de la que habla el Salvador.

Las visiones en la restauración, sus revelaciones, cada vez muestran con más claridad a los habitantes del reino de los cielos. A ellos que dominan con naturalidad dimensiones físicas que ahora son inalcanzables para nosotros, pero que hemos empezado a concebir y teorizar.

El apresuramiento de su obra

Como decía antes la teoría de cuerdas o la de supercuerdas, que combina las cinco variantes de la anterior en una, es la mayor construcción intelectual de la humanidad. Usa 10 dimensiones para acoplar las cuatro fuerzas del Universo. No puede comprobarse aún, porque es una teoría de la creación y no tenemos energía para encontrarla en un acelerador. Pero si la belleza es una evidencia de su veracidad, la tiene.

Edward Witten

Si leemos sobre el origen de esta teoría, vemos la casualidad de encontrar la función de Euler del siglo IXX, casualidad de encontrar en ella respuestas a las interacciones fuertes de las partículas elementales. Los mismos físicos se asombraban «no se hace física de este modo» decía Francisco Suzuki. Otro físico Veneziano descubrió esa misma función semanas antes. «En 1970 Yoichiro Nambu y Tetsuo Goto de Nihon University descubrieron que una cuerda vibrante estaba detrás  de sus maravillosas propiedades» (Hiperespacio, Michio Kaku)

Eduard Witten, el mayor especialista del mundo en cuerdas añade algo increíble.

«Los seres humanos en el planeta Tierra nunca dispusieron del marco conceptual que les llevara a concebir la teoría de cuerdas intencionalmente…Nadie la concibió intencionalmente, sino que fue concebida por un feliz accidente. Por sus méritos, los físicos del siglo XX no debieron de haber tenido el privilegio  de estudiar esta teoría.» (citado por Michio Kaku)

No creo en casualidades

Para mí estas también son señales. Hay una secuencia normal en la física, donde un descubrimiento es el inicio de otro, la gravitación de Newton, la relatividad de Einstein, física de partículas, la mecánica cuántica… es como en la escuela primero sumar, después restar, multiplicar y dividir. Pero en este sentido la teoría de cuerdas no pertenece a ninguna secuencia es como si fuese una revelación de conocimiento para acelerar, para dar un salto. Se compara este caso, a si encontráramos un ordenador en el siglo IXX. Podríamos aprender a manejarlo pero si mirásemos en su interior no tendríamos la menor idea de cómo funciona, porque pertenece al futuro. Ese es el caso de esta teoría.

He aquí, apresuraré mi obra en su tiempo. (DyC 88:73)

No creo en casualidades de esta clase. Creo que el Señor apresura su obra y lo hace en todo el espectro del conocimiento. El no distingue entre religión y ciencia. Cuando se derrama el conocimiento desde los cielos, lo inunda todo, porque su Sol sale para todos los hombres honestos.

La segunda venida del Salvador y las nuevas señales

A estas alturas quizás sea conveniente resumir lo dicho. Aunque no me gustan los resúmenes, son peligrosos.

  • Creo que la segunda venida debe producirse antes que seamos una civilización extendida por el espacio.
  • Creo que si se produce después de esto, necesitaremos luz y conocimiento adicional para un plan de salvación extendido. Ahora no lo tenemos.
  • La segunda venida del Salvador, con las escrituras actuales, es una acontecimiento de localización terrestre.
  • El afán de explorar, extendernos, ser inmortales…es muestra de nuestra naturaleza divina, ese vector esta creciendo aceleradamente.
  • Hay una confluencia sorprendente entre el recogimiento de Israel y la tecnología. Esta confluencia debe aumentar hasta integrar a la ciencia como una de sus joyas.
  • Creo que la segunda venida no se producirá antes de que encontremos una teoría unificada de la física. Entonces como humanidad estaremos preparados para entender y recibirlo.
  • El apresuramiento de su obra incluye a la física avanzada. Hay milagros escondidos en ella que nos preparan para la segunda venida.
  • Los tiempos de su obra  en esta dispensación no pueden alargarse ad infinitum. Los últimos días no pueden ser siglos.
  • La física avanzada nos muestra aquellas inteligencias «…o sea, la luz de verdad, no fue creada ni hecha, ni tampoco lo puede ser» (DyC 93:29)
  • Los santos debemos hacer un esfuerzo por aprender el conocimiento de los cielos, cuando estos se abran no deberíamos ser ignorantes.

El día después


Después de su segunda venida, los trenes deberán circular, los aviones volar, las redes de datos funcionar, los gobiernos administrar. No pasaremos de golpe a una sociedad agrícola o ganadera del siglo XIII. Los libros de la vida del cielo y de la tierra deberán sincronizarse. Los nuevos espacios que se abrirán necesitarán ser entendidos, aprenderemos lo que ellos saben. Necesitaremos tiempo para alcanzar el nivel de presurización mental y espiritual para la siguiente etapa.
El reinado milenario, no será solo una escena bucólica de prados verdes, rebaños de ovejas, de pastores ociosos y felices o de ríos cristalinos. También será la acelerada transición para ser admitidos en la nación de los cielos, aprendiendo sus leyes y sus conocimientos.

RELATED ARTICLES

14 COMENTARIOS

  1. En cuanto al comentario mío anterior, hago una exposición de lo dicho por el presidente Joseph Fielding Smith, hay miles de mundo y la expiación tiene poder sobre todos ellos, el mismo Cristo lo hizo, llevando así su expiación a los mundos habitados por hermanos nuestro, en las siguiente palabras del presidente Smith se ve lo que quiero decir, pero a al vez si nos apoyamos en ellas, tendríamos que creer las que anteriormente he puesto, por o que quiero expresar mi creencia en sus palabras, en todas.

    Existen incontables mundos, en los cuales la Expiación tiene efecto; Cristo expió los pecados de todos los mundos avitados.
    Presidente Joseph Fielding Smith dijo:

    “Entienda esto hay incontables mundos y el Señor escogió el nuestro para realizar un solo sacrificio por y a favor de todos los mundos. El Señor tomó en cuenta que se necesitaba de un mundo en el que una nación se hubiera degenerado tanto en el orgullo de sus supercherías sacerdotales al grado que fueran capaces de crucificar a su Dios. En el meridiano de los tiempos de entre todos los mundos poblados que Dios tenía, nuestro mundo tenía a los más malvados. No se debe entender que estoy diciendo que los Judíos son los más malvados de todos los hijos de Dios, estoy diciendo que en el meridiano de los tiempos en la nación judía estaban los más malvados del Universo del Creador. Inevitablemente los otros mundos poblados tienen profetas, sacerdocio, iglesia y escrituras. Todo este conjunto les habla y testifica que su salvación viene por el Santo Mesías en un mundo que no es el de ellos.”

    (Joseph Fielding Smith, «The Signs of the Times», First Edition 1942)

  2. El hombre, no puede salir de los límites de la esfera de nuestra tierra.

    El presidente Joseph Fielding Smith, cuando era una época en que se rumoreaba que el hombre saldría al espacio a conquistar la luna y posiblemente Marte, el presidente Smith dijo: «Esta Tierra se ha creado para ser el escenario probatorio del hombre, y para ser morada eterna de los exaltados hijos de Dios, con Dios mismo. El hombre jamás podrá salir de los límites de esta esfera terráquea.» (Joseph Fielding Smith, New Era, June 1958)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas publicaciones

COMENTARIOS RECIENTES