martes, octubre 19, 2021
InicioEscrituras8 días en mi estudio personal de las escrituras

8 días en mi estudio personal de las escrituras

Normalmente escribo solo en mi despacho, pero hoy estimado lector, le invito a acompañarme durante 8 días en mi estudio personal de las escrituras, pero solo serán unos minutos para usted. Llevamos ya casi seis años y nunca hemos tenido la ocasión de conocernos. Creo que este es un buen momento de compartir no solo ideas sino sentimientos y dudas.

Miércoles 07/04/2021   20:04

He venido a las 19:00 de ver a mi madre y aprovecho para escribir algunas ideas
Llevo tiempo intentando encontrar los términos del lagrangiano del modelo estándar. Estas formulas explican las cuatro fuerzas del Universo y como interaccionan. Intento conocer de forma general el significado de cada término que son el resultado de cálculos muy complejos que no están a mi alcance. Trabajo en ideas generales, intento establecer simetrías con el evangelio y el plan de salvación. Va a llevarme mucho tiempo.

8 días en mi estudio
En mi pizarra el Lagrangiano del modelo estándar

 

Estoy meditando esta tarde acerca de nuestra carrera espacial, tiene mucho que ver con la segunda venida. Digo nuestra como si yo participara en ella. En realidad todos lo hacemos como miembros de la familia humana, sus logros llegan a nosotros como terminales de la acción de nuestra especie.
Pienso en nuestro sistema solar y es patente  lo solos que estamos y lo hostil del entorno.
El mejor lugar, Marte, es un desierto a -70º y una presión atmosférica de 7 mb (milibares), que representa prácticamente el vacío, frente a los 1024 mb de la tierra. Su delgada atmosfera no nos protegería de la radiación, habría que vivir bajo la superficie.

La primera generación de habitantes tendría graves problemas si volviera a la Tierra. El regreso de una nativo marciano a casa a seria comparable al de un terrícola de 80 Kg que regresara a un hipotético mundo original, donde su peso sería de 208 Kg. El esqueleto de nuestro colono, el corazón, todo el organismo se ha formado en una gravedad de 1/3 de la Tierra. No se trata de adelgazar, se trata de tener un cuerpo en lucha  constantemente con una gravedad insoportable.
Hay una diferencia entre explorar y colonizar. Una exploración es una actividad de ida y vuelta pero colonizar es solo de ida. Sería una decisión sin vuelta atrás.

Lo que somos

Las dificultades técnicas se pueden solventar, radiación, aire, refugio, alimentos, energía etc. Pero lo que somos, nuestro centro, nuestro eje espiritual y mental no puede cambiar ni evolucionar tan rápido. No sabemos cómo sería nuestra respuesta ante la presencia de un mundo en permanente hostilidad hacia nosotros. No sabemos cómo reaccionaria nuestro cuerpo y mente al perder la Tierra, la madre protectora de donde salimos, convertida en un punto en el cielo. Tendríamos, en cambio, la amenaza permanente de una lugar extraño y hostil en Marte, que nos rodearía con brazos constrictores.

Aun los esquimales, en las zonas árticas, pueden crear un hogar para vivir con el apoyo de una Tierra dura y exigente. Pero los polos son inhóspitos, nadie los coloniza, allí reina una soledad semejante a los desiertos de Marte.

La motivación exploradora en Marte, puede alimentar la primera generación, pero honradamente, ¿podremos mirar a nuestros hijos y decirles que aquello es lo mejor que podemos darles?
Me estoy escuchando y me rio, porque yo sería un voluntario como explorador de ese mundo. Pero con el tiempo uno aprende a apearse en marcha de las emociones y a hacerse preguntas.

Quizás mis pensamientos sean originados por un movimiento de autodefensa ante el progreso colonizador del espacio al que considero opuesto a la segunda venida. No obstante es necesario acumular, estudiar y reposar. No tengo edad para engañarme a mi mismo.

Nada nos invita

Nada fuera de la Tierra invita a salir para mejorar nuestra vida, a no ser que aquí la hagamos insoportable.
Y ahora en apariencia, me encuadro con los escépticos que desanimaban a Colon a encontrar nuevas tierras. Sin embargo, si reflexionamos, no es el mismo caso.
¿Qué me está pasando? Siempre he soñado con el espacio y descubrimientos, adoraba la Enterprise. La dibujaba obsesivamente en mis cuadernos en la escuela. Realmente ¿el relato futurista en que hemos crecido se corresponde con la realidad?

Este asunto me ocupa bastante desde hace dos meses. El modelo de civilización extendida en el espacio está en conflicto con la segunda venida del Salvador. Pero no podemos evitar su emprendimiento, y Él lo sabe. Sabe que saldremos y buscaremos extendernos por la inmensidad del espacio, nos viene de casta.
Me pregunto ¿Qué va a hacer Él? ¿Volverá a ponernos a prueba? ¿Esperará hasta el último momento para ver si flaqueamos? Este asunto no me deja en paz.

Sábado 10/04/2021 8:30

Los Sábados temprano salgo a correr y hoy he estrenado zapatillas e indumentaria nueva, regalo de cumpleaños. Cuando llego, me preparo para continuar trabajando en teancum y el nuevo proyecto.

8 días en mi estudio
Las escrituras y la ciencia de los egipcios

Sigo trabajando en establecer una simetría entre el modelo estándar de la física y un modelo espacial del evangelio. Llevo dos días con la sospecha que no existe, que todo es solo una ilusión mía, pero es pronto para decidirlo.
A pequeña escala las energías, partículas y comportamientos son cada vez son más incomprensibles. Con esto no digo irrazonables, me refiero a que no tienen semejanza con nuestra vida común, aquella que se mueve en las escalas intuitivas de nuestra razón.

Las cuatro fuerzas del Universo

Hace tiempo que doy vueltas a una idea: estas 4 fuerzas (Electromagnetismo, fuerza fuerte, fuerza débil y la gravedad) con sus campos y partículas son objetos eternos independientes de la deidad.  Han existido siempre y son increados. Tienen una lógica no humana y nuestro lenguaje no sirve para describirlos, el Señor no nos pidió que les diéramos nombre a estas entidades. Realmente todo este mundo microscópico no tiene nada que ver con nuestro sentido común. Nuestra constitución mental, tan eficiente para entendernos con nuestro mundo cotidiano, no sirve para tratar con estas fuerzas.
Creamos modelos y a través de las matemáticas describimos su naturaleza. Sin embargo nuestra condición humana esta diseñada para tratar con una estrecha franja de magnitudes.

Creo que no hemos venido aqui para entender el mundo hasta sus últimos detalles, nos faltan dimensiones. Sin embargo nuestra naturaleza divina es apasionante. No podemos estar quietos, ni evitar mirar, ni preguntarnos; al hacerlo declaramos nuestro linaje, mostramos que somos hijos del Padre Celestial.

Einstein se imagino viajar junto a un rayo de luz para descubrir un misterio escondido de la naturaleza. La cuestión no pertenecía a una necesidad práctica. Sin embargo enfrentarla amplio lo que podemos practicar en el mundo.
A veces me atasco y me pierdo, me cuesta mucho volver a coger el hilo. A veces busco una excusa para no sentarme y trabajar, pero hacerlo me atrae como un imán y otras veces como una piedra atada a mi cuello.

Domingo 11/04/2021 7:30

Esta mañana trabajo en mi proyecto. Estoy creando una base de datos de DyC para analizar 9 conceptos. Entre ellos movimiento, espacio, luz, verdad …(están en la imagen de abajo).
Cuando terminé de recoger datos, los depuraré, haré graficas con la ayuda de Excel y veré el tratamiento de estos conceptos en el tiempo de DyC (eje de abscisa). No sé si habrá suficiente material para hacer algunos cálculos simples de estadísticas, ya veremos. Es un trabajo de búsqueda no es un estudio personal relajado.

8 días en mi estudio
¿Por qué? ¿Por qué?

Imito el método de espectroscopia astronómico. Antes se pensaba que nunca sabríamos la composición de las estrellas debido a la gran distancia a que se encontraban. Hasta que astrónomos como el jesuita Ángelo Secchi (1877)  descompuso la luz de las estrellas a través de un prisma hasta ver las bandas de absorción de los elementos que forman las estrellas.
Intento descomponer los rayos de luz que emiten las escrituras para ver su espectro escondido y así descubrir cómo son los cielos distantes. Relacionar los resultados con el modelo estándar de la física va a ser o un chiste o lo más importante que haya hecho hasta ahora. Es una búsqueda y a veces solo puedo con una sección.
Hoy trabajo en DyC 19, esa maravilla de las escrituras.

«Y en verdad, todo hombre tiene que arrepentirse o padecer, porque yo, Dios, soy sin fin.» (DyC 19:4)

¿Por qué? ¿Por qué?

Se que esta pregunta es casi ofensiva. Pero estimado lector, solo estamos usted y yo. Nadie nos escucha, no tema.
¿Por qué hay que padecer si nos nos arrepentimos? Sé la respuesta, pero a veces necesito olvidarla, desprenderme de ellas y enfrentar el frio glacial de los espacios vacíos. No es bueno tenerlas siempre a mano. Respuestas y soluciones para todo que adormecen el sentido de alerta. Cómo entender la salvación si no conocemos la desesperación, al menos ojearla.
¡El Universo es tan hostil! y nosotros aquí en una minúscula burbuja en medio de un vacío oscuro, helado y lleno de radiación mortal. Nos sentimos a salvo, pobres de nosotros, rodeados de un mundo predatorio.


Una vez volando en ala delta en Sierra Alhamilla me atrapó un fuerte rotor a sotavento. Vi la muerte de cerca. Todo iba a acabarse bajo un luminoso día, radiante de tomillo y romero, sembrado de aves en el cielo.
Bonito día para morir, pensé yo. Todo se iba a acabar, la tierra ambiciosa se acercaba velozmente y me lo robaría todo. ¿Acaso ya no era mi madre? Toda la belleza que me rodeaba era un decorado, un escenario de átomos disfrazados para quienes yo no era nada.

En verdad todo hombre tiene que arrepentirse o padecer. No es tan extraño pensar eso mientras pierdes altura como una piedra lanzada al vacío. Porque el es Dios, sin fin y los vacíos de terror son nada par Él. Como el cielo que estaba sobre mi cabeza ese día.
A un naufrago en un yate de lujo, adormecido por la ostentación que le rodea, le cuesta trabajo entender para que sirve esa sencilla cuerda que baja del cielo. Que le dice  «todo hombre tiene que arrepentirse o padecer»

Lunes 2/04/2021 en ruta

Hoy leyendo sobre la dualidad onda partícula que tiene el electrón o el fotón, me ha llamado la atención el trabajo que costó a la comunidad científica aceptar ese hecho.
Algo parecido ocurre con el ser humano dual, el cuerpo como materia bariónica(compuesta de átomos) y el espíritu como materia espiritual. Siendo esto una creencia desde el principio de la humanidad, sin embargo hay una gran resistencia a aceptarlo. En la naturaleza es común estas dos identidades casi contrarias. La partícula, simbolizando lo objetivo y palpable y la onda con un comportamiento extraño y casi mágico.

8 días en mi estudio
el albedrío, negado en el determinismo, es nuestra función de onda

El experimento de la doble rendija fue concluyente para establecer el comportamiento dual de la luz, pero la ciencia necesitó purificar sus ojos antes. Dos identidades diferentes conviven en el fotón, una corpuscular o clásica y la otra ondulatoria.

«No hay tal cosa como materia inmaterial. Todo espíritu es materia, pero es más refinado o puro, y solo los ojos más puros pueden discernirlo» (DyC 131:7)

El ser humano también enfrenta el desafío de la doble rendija. Con nuestra naturaleza corporal se quiso desde el siglo XIX, calcular el comportamiento como si fuésemos partículas. Se empezó a considerar a la persona como una máquina biológica. Conociendo todas las variables se podría predecir nuestro comportamiento. Éramos sujetos determinados por el medio. Incluso en psicología se desarrollo una rama para tratar al ser humano como carente de albedrio y sujeto solo a estímulos.
Una visión muy parecida a esta:

«redimiré a todo el género humano, de modo que no se perderá ni una sola alma, y de seguro lo haré; dame, pues, tu honra.» (Moisés 4:1)

Lucifer emplea el futuro verbal con decisión y fuerza casi parecen imperativos. Pero el albedrío, negado en el determinismo, es nuestra función de onda. Nos aparta del cautiverio de ese plan desechado en los cielos y vuelto en batalla en la Tierra. Por eso el albedrio hace que sea imposible que nadie calcule nuestra posición o velocidad de forma exacta. Hay un grado de incertidumbre permanente en el comportamiento de las personas, de los fotones, de los electrones…

Martes 13/04/2021

El concepto newtoniano de los objetos y sus movimientos ha influido poderosamente en nuestra manera de ver el mundo hacia el determinismo. Pero con la mecánica cuántica hay otra visión que nos acerca a lo incomprensible e indeterminado.

«…vuestra gloria será aquella por medio de la cual vuestro cuerpo sea vivificado.» (DyC 88:28)

La gloria que vivifique a los cuerpos pertenece a un campo escalar de gloria a semejanza del campo escalar de Higgs. Las partículas adquieren masa cuando interactuan con el campo de Higgs.

Cada alma que esté bajo la influencia del campo de su gloria en el día venidero, adquiere una masa espiritual específica que es un número entero, esto es una plenitud (DyC 88:29) pero indeterminado.
No podemos calcular la posición y movimiento del alma hacia los reinos de gloria de forma exacta, porque así como su tránsito en la vida es imposible de prever, también lo será después. Si nuestro juicio fuese capaz de realizar esa predicción, colapsaría la función de onda del albedrío del alma. Al decir Lucifer, «de seguro lo haré» es el colapso del albedrío, es poder atrapar al electrón, encerrar el alma. Determinar su grado de gloria futuro.

8 días en mi estudio
Pájaros en el cielo

Juzgar a una persona aquí o en su destino futuro solo es posible si la detenemos en el tiempo. Si la convertimos es un objeto inmóvil al que podamos rodear con nuestra mirada y juicio. Pero las almas son como pájaros en el cielo y para atrapar uno es necesario detenerlo en su vuelo. Es lo que quería Lucifer, determinar nuestro vuelo en cada aleteo.
Por eso el Señor insiste en que amemos y no tanto en que juzguemos a los demás. Solo El puede juzgar con justicia porque su conocimiento no se basa en el juicio sino en la manifestación de la verdad.

A mi entender nuestro cuerpo será el resultado de un largo camino que comenzó antes de nacer. La gloria, o el aporte que reciba, será el que estamos acumulando ahora. Los puntales de nuestros deseos y aspiraciones son el andamiaje que preparamos sin saberlo para recibir esa nueva materia del futuro.

Miércoles 14/04/2021

«La naturaleza no permite que se arrincone a sus componentes» (El Universo elegante, Green)

Esta frase de Brian Green, me ha impactado mucho.
Green nos propone un experimento, capturar un electrón. Ponemos un electrón en una caja y hacemos que sus paredes se acerquen cada vez más, reduciendo el espacio de su confinamiento. El electrón esta en continuo movimiento, rebota en las paredes de la caja y va de un sitio a otro. Nuestra lógica nos dice que al ir reduciendo su espacio, llegara el momento en que podamos saber en que posición está.
Pero no es así. Su velocidad aumentará y el principio de incertidumbre nos prohibirá conocer el lugar exacto donde se ubica. No es un problema de instrumentos o mediciones, la incertidumbre es parte de la naturaleza. No podemos arrinconar sus componentes como mariposas clavadas en una vitrina.

increados y eternos

Este ejemplo vuelve a situarme ante esta idea:
El fotón o el electrón «no fueron creados ni hechos, ni tampoco lo pueden ser» (DyC 93:29)
Quizás decir esto me muestre como alguien atrevido o con exceso de confianza. ¿Quién soy yo para hablar así? No escribo aquí en teancum para sentar doctrina, de echo agradezco todo tipo de comentarios, no busco partidarios. Pero necesito sacar fuera, porque todo esto oprime demasiado para tenerlo en la urna cerrada de mi cabeza.

Cuando una idea como esta surge ante mí. Cuando medito en el posible hecho de que estos campos de fuerza y sus partículas mensajeras sean increados y eternos, me parece algo tan sagrado como la obra de sus manos. El Padre Celestial se me muestra  más sabio y poderoso al dominar estos aliados extraños, más que si los hubiera creado. Experimento un temblor reverente cuando medito en estas cosas. Quizás no sean exactas, quizás próximas teorías quiten o pongan, pero la sensación de gestar en mi mente ideas que han nacido ante mis ojos, me hace sentir agradecido por tener esta ocasión de testificar a mi manera.

Sábado 17/04/2021

El mundo microscópico exige que abandonemos la idea intuitiva de que una cosa es o bien una onda o una partícula, y aceptemos la posibilidad de que sea ambas cosas.
Aquí es donde empieza a verse el sentido de la afirmación de Feynman de que «Nadie entiende la mecánica  cuántica» (El Universo elegante, Green)

Esta dualidad de onda-partícula la encuentro en la La luz de Cristo.

” la cual procede de la presencia de Dios para llenar la inmensidad del espacio,” (DyC 88:12)

Aquí está su comportamiento como onda. Es la descripción exacta de un campo, el campo de la luz de Cristo. Estamos demasiado acostumbrados a leer las escrituras de la restauración. Esta escritura de arriba es una completa revolución en los verbos y sustantivos de la religión. No hay nada igual.

“Sí, así dice la voz suave y apacible que a través de todas las cosas susurra y penetra, y a menudo hace estremecer mis huesos…” (DyC 85:6)

la luz y la verdadAqui vemos su comportamiento corpuscular en un lugar concreto. En este caso con el Profeta Jose Smith, el campo de su luz se manifiesta tomando un valor distinto a cero en el alma del profeta. O como lo expresan las escrituras «derramaré sobre ellos mi Espíritu»
Derramar es un verbo muy acertado para describir una transferencia de energía de un campo a una partícula. Prefiero el lenguaje de las escrituras. Aunque sospecho que esos campos eternos transmiten además de las cuatro fuerzas conocidas otras que ni sospechamos.

Igual que el Señor usa los materiales del Universo para organizar un mundo donde podamos morar. De la misma forma puede que use los campos eternos del Universo y sus partículas para transmitir fuerzas que ni sospechamos, una de estas es el poder de su palabra.

«…en todas las cosas que he creado por la palabra de mi poder, que es el poder de mi Espíritu. Porque por el poder de mi Espíritu las he creado; sí, todas las cosas, tanto espirituales como temporales…» (DyC 29:30)

Nosotros usamos la fuerza electromagnética para transmitir el evangelio. El puede usar todos los campos para sus fines, igual que hace con la materia. Por eso el concepto de campo se me presenta como parte de su poder, me maravilla cada vez más y va tomando un aspecto sagrado para mí. Veo en la escritura de arriba dos elementos la palabra, o partícula de su voluntad y el poder, el campo de su Espíritu. Cada vez me es más fácil establecer relaciones.
Pero ¿podremos detectar el campo de la luz de Cristo, además de sentirlo en nuestro interior? No creo que la naturaleza nos permita arrinconar a sus componentes.

 Lunes 19/04/2021

8 días en mi estudio personal de las escrituras

La segunda venida del Salvador es una predicción en movimiento que contiene el principio de incertidumbre.

Dejé esto escrito anoche. Antes de acostarme, tuve impresiones acerca de como tratar esta profecía. Pero ahora es difícil de seguir, tenía que haber escrito más, pero estaba demasiado cansado. Aunque me queda claro por dónde he de ir.
La profecía del nacimiento de Cristo en América solo contenía un objeto en una dirección, el del pueblo de Nefi hacia la fecha que dio Abinadí. Su nacimiento era un lugar estático, por eso era fácil de analizar.
Pero la segunda venida del Salvador, son tres  sistemas inerciales en el tiempo. El mundo, la restauración y el del Salvador. Identificar el encuentro de los tres es más complejo. Es un buen asunto en el que trabajar.

Llegamos al final, estimado lector. Aunque no lo crea han pasado 8 días. Espero que se haya sentido cómodo en el sofá de mi despacho. Es un placer para mi haberle conocido. Seguiré hasta donde pueda en esta labor que me impuse hace  seis años. Seguiré hasta que no tenga más que decir, momento que a veces añoro.

RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. No me vale tus razonamientos son en parte fantasía. Prefiero la Fe y la Tradicion Lo siento por el trabajo que te tomas. Tal vez el Señor, te lo premie, comprensivo. Prefiero seguir con mis creencias tradicionales.
    De todas formas gracias por tu trabajo

    • Hola Jaime. La imaginación es una creación ordenada no es igual que la fantasía. Espero que si miras en teancum puedas encontrar algo que te aporte conocimiento de forma satisfactoria para tí. En el menú de navegación los contenidos están organizados por temas. Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments

Oscar Lino Sepulveda Flores on El hombre estaba en el principio con Dios, DyC 93
Antonio on Los toros de Basán
Diego Pilatuña on El día que partimos de Kólob
Diego Pilatuña on El día que partimos de Kólob
manuel marquez on El día que partimos de Kólob
David Moraza on La iglesia circunscrita
Leopoldo Betancourt on La iglesia circunscrita
Dayana motta on Antes de que tú nacieras
CARLOS VILLALBA on El peso del corazón
Yony Almanza Alarcon on El peso del corazón
yony Almanza Alarcon on La investidura del templo
Italo Bejsrano on Antes de que tú nacieras
Edwin Marroquin on La gloria de los lirios
yony Almanza Alarcon on Ucronía para el Libro de Mormón
gerardo martinez vargas on La túnica de pieles
yony Almanza Alarcon on Caronte y la luz de Cristo
Jaime Cabezas on La túnica de pieles
Jaime Cabezas on La túnica de pieles
Yolanda del Rayo Gonzalez Trejo on La túnica de pieles
Gabriel Jesús Reina on El templo, embajada de los cielos
Kevin Hemsley on un-muchacho
Brenda Ruiz on El milagro de Capernaum
William on Lehi_3
Martha Gutiérrez on El día que partimos de Kólob
Martha Gutiérrez on La guerra 2.0 en los cielos
FranciscoValenzuela on El milagro de Capernaum
Carlos Iván Hernández Diaz. on Teancum, una nueva etapa
Jose Miguel on Teancum, una nueva etapa
Jesus Castaño on Teancum, una nueva etapa
Jesús Martínez Garrido on La rugosidad en el plan de salvación
Jesús Martínez Garrido on La visita de Moroni y el nombre de la Iglesia
julio osbaldo de jesus morales monzon on El concilio de los cielos, propuesta de Aribel
irma leticia cerda gonzalez on Los cuerpos glorificados y su hardware
José Manuel López Sánchez on Las escrituras y Nefi, un modelo de progreso
irma leticia cerda gonzalez on El emprendedor de fe y el subsidiado
Morenita linda on Mi madre Jana
Rosa Tabilo Aguilar on Mi madre Jana
José Rodriguez on La prueba de fe en los mormones
Johnd369 on guerra
Smithd501 on guerra
Johna585 on guerra