martes, octubre 19, 2021
InicioCosmología del evangelioLa simetría en el plan de salvación y los Quark

La simetría en el plan de salvación y los Quark

Una forma de entender el plan de salvación usando las escrituras y el conocimiento que tenemos del Universo. La simetría en el plan de salvación y las leyes de la materia, abren un campo de estudio amplio y prometedor.

Concepto de simetría

Todo tiene su semejante

Decimos que un objeto tiene simetría cuando en su giro o reflejo no notamos la diferencia. En la imagen del girasol, si lo giramos, su aspecto y propiedades no varía. Tiene simetría rotacional.
Si lo desplazamos a cierta distancia permanece con el mismo aspecto, tiene simetría espacial.
Independientemente de los movimientos, el girasol también tiene simetría interna, ésta no depende de movimientos externos como el giro o el desplazamiento.

Comprobamos esto si cambiamos de posición los pétalos o las semillas de su interior, sigue conservando el mismo aspecto. Por lo tanto tiene simetría interna.

De igual forma una esfera como nuestro planeta, también tiene simetría rotacional y externa. En nuestro planeta, las leyes físicas sobre su superficie son las mismas en cualquier sentido en que nos movamos y aunque la Tierra viaja en un movimiento de traslación por el espacio sus propiedades no varían.
Sin embargo no tiene simetría interna, no es igual el hemisferio Norte que el Sur, si variamos el punto de vista el aspecto cambia.

Una ventaja de la simetría

La simetría en el plan de salvación
Viendo una parte calculamos el todo

Un objeto simétrico conserva las mismas propiedades, sin importar de donde observemos o cuánto abarquemos en nuestra mirada. Por lo tanto, analizando una parte podemos componer el todo de ese objeto. En el caso del girasol, si miramos una parte, podríamos componer toda la flor.
Si su forma fuese irregular y no tuviese simetría, deberíamos visualizar todo para componer una imagen completa.

Este principio rige en todas las escalas en el Universo. Es importante entender este punto para seguir la lectura.

Me planteo señalar la simetría que existe entre el plan de salvación y el Universo. Intentaré buscar una visión mayor partiendo de las propiedades naturales que conocemos y aprovechando su simetría con la divinidad.
Al igual que el girasol, podemos analizar una parte de la creación y construir una propuesta novedosa del reino de los cielos sin tener que calcular el sistema completo. Y puede que el resultado conserve la simetría con el resto de la creación. Por lo tanto podemos inferir algunas propiedades de la divinidad a la que no podemos acceder desde una visión limitada.

La simetría en el plan de salvación

La simetría en el plan de salvación

Los templos enseñan con su imagen este principio de construcción del Universo y del plan de salvación

Conservación de la simetría en el plan de salvación

El plan de salvación tiene simetría interna y externa. Rotacional y espacial, tal como el girasol de nuestro ejemplo. Las consecuencias de ello son maravillosas, pero laboriosas de obtener. Por eso necesitamos paciencia y trabajo estimado lector.

Expansión de la justicia y del espacio

La simetría en el plan de salvación
(3) La justicia replegada

La justicia es el punto de donde parte la creación del Universo o o de cualquier sociedad. No me refiero a la justicia divina sino a la anterior, la de los cielos. Antes de la existencia del plan de salvación solo estaba ella, teniendo en su haber ambas simetrías. Sus leyes son las mismas en cualquier lugar y con cualquier observador.
Como nuestro girasol, la justicia tiene resonancia en la equidad, el respeto del albedrío y un cálculo exacto de lo debido a cada inteligencia de su principado. Es la misma desde cualquier giro y en cualquier senda del espacio y tiempo.

La justicia en el principio, era un punto sin más dimensiones porque «la tierra estaba sin forma, y vacía» (Moisés 2:2) Cuando la Tierra vio también «que la luz era buena» (4) aceptó la luz que brillaba, entonces la justicia se expandió y la tierra pudo obedecer » la ley de un reino celestial» (DyC 88:25)

La justicia de los cielos se desenrolla en la medida que se expande la inteligencia y su albedrío en la obra del Padre Celestial lo cual es su gloria «o en otras palabras, luz y verdad.» (DyC 93:36)
De igual forma, en el principio las cuatro fuerzas fundamentales del Universo: fuerza nuclear fuerte, fuerza débil, electromagnetismo y gravedad, estaban unificadas en una sola. Esa gran unificación se desenrolla en la medida que se expande el espacio, lo cual es su viña.

Una lectura cuidados de DyC nos inicia en la contemplación de estas dos expansiones, espacio e inteligencia. Un estudio del sistema estándar de la física, con la óptica de la restauración, nos muestra una versión reducida de la voz primigenia de esa justicia y sus inteligencias.

La justicia desplegada

La simetría en el plan de salvación
(4) La justicia desplegada

Al traer al hombre Adán y a Eva al jardín, la justicia, estando unificada antes, se despliega ahora y manifiesta sus fuerzas replegadas, la ley y el castigo. Estas forman una tríada que mantiene la simetría primera. El profeta Lehi la explica claramente.

«…los fines de la ley que el Santo ha dado, para la imposición del castigo que se ha fijado, el cual castigo que se ha fijado se halla en oposición a la felicidad que se ha fijado, para cumplir los fines de la expiación; porque es preciso que haya una oposición en todas las cosas.» (2 Nefi 2:11)

Los términos justicia, ley y castigo que están engarzados en 2 Nefi 2, forman un cuerpo en oposición a la felicidad. Sin espacio aquí, invito al lector a escudriñarlo en su estudio personal.
Antes del plan de salvación se ejecuta el plan de la justicia de los cielos. Si rotamos la imagen (4) vemos que su contenido no varia. Si cambia el orden de alguno de ellos, vera que al igual que el girasol mantiene la simetría interna.
Lehi enseña claramente la cohesión fuerte de esta nueva «partícula» del plan de salvación.
En realidad la oposición detallada por Lehi es la simetría del plan de salvación.

«era menester una oposición; sí, el fruto prohibido en oposición al árbol de la vida, siendo dulce el uno y amargo el otro.» (15)

Ese conjunto dulce/amargo. Que a corta distancia nos parecen individuales, si nos alejamos un poco, observamos que son complementarios.

Ruptura de la simetría en Eden

Al contario que una Tierra obediente, el hombre Adán y Eva no concuerdan con la justicia. Transgreden la ley y rompen con su simetría y a la vez con la Luz y la verdad, a riesgo de ser una luz a sí mismos

«De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comieres, de cierto morirás.» (Génesis 2;16-17)

Siendo que estaban gobernados por la justicia, ahora reciben el castigo que la ley proporciona. De no haber ninguna otra fuerza en sentido contrario, caerían eternamente en el castigo. No habría nada más en todo el Universo que esa influencia impersonal.

Así es para el resto de participantes. El veredicto de culpabilidad es inmediato, aun no hay tribunal ni abogado. En la justicia de los cielos no existen tales oficios, es tan automática como los átomos.

El testimonio de los átomos

Ahora hemos de hacer un ejercicio de comprensión porque vamos a trasladarnos a lo más pequeño de la materia para buscar el testimonio de lo semejante, la voz de las inteligencias. Lo hare citando a Lisa Randall, física teórica estadounidense, especializada en la física de partículas y cosmología en su libro «Universos ocultos» También citaré a Brian Greene doctor por la Universidad de Oxford, y profesor de Física y Matemáticas en la Universidad de Columbia, especialista en supercuerdas en su libro «El Universo elegante»

La simetría en el plan de salvación

Las simetrías internas

«…solo ciertas combinaciones de partículas son consistentes con las simetrías internas que intervienen en las fuerzas y estas son la única combinación»

Estamos en la constitución última de la materia.

La simetría interna de cada partícula elemental de la materia (acuérdense del girasol y sus pétalos) hace que la partícula se asocie solo con sus semejantes. De la misma forma que para crear la luz blanca, se requiere la participación de la luz roja, verde y azul, pertenecientes a un espectro de frecuencias común. Así que, esa simetría interna, selecciona solo las asociaciones con otras partículas semejantes a ella.

Así que fíjense en esto. Los neutrones y protones están formados por tres partículas quark compatibles (up y down en la imagen siguiente). Para interactuar con un quark, se necesita un campo, el campo de  la fuerza nuclear fuerte y la partícula asociada,  el Gluon. Esta «ministración» de la fuerza fuerte sobre los quark, requiere que compartan simetría, que sean semejantes, pero no exactamente iguales.
Una vez que interactúan la simetría se conserva tanto en el campo como en los quark.

«En la física de partículas, las simetrías son útiles como un método para prohibir ciertas interacciones: no se permiten aquellas que no conservan la simetría» (Universos Ocultos, Lisa Randall)
Por esa razón el Universo conserva su forma y no migra a las infinitas posibilidades que se le ofrecen.

«Por tanto, ¿Cómo es que no podéis comprender y saber que el que recibe la palabra por el Espíritu de verdad, la recibe como la predica el Espíritu de verdad?
De manera que, el que la predica y el que la recibe se comprenden el uno al otro, y ambos son edificados y se regocijan juntamente.» (DyC 50:21-22)

Es imposible leer este versículo sin experimentar el asombro de descubrir la perfecta simetría con las partículas elementales. Si sustituyen palabra por interacción, Espíritu de verdad por el campo, predica  por transmite. Ambos son edificados y se regocijan. Se mantiene la simetría.
¡¡Es asombroso!!

La luz se allega a la luz

En esta escritura de DyC podemos observar el mismo principio por el que interactuan los Quark.

«Porque la inteligencia se allega a la inteligencia; la sabiduría recibe a la sabiduría; la verdad abraza a la verdad; la virtud ama a la virtud; la luz se allega a la luz; la misericordia tiene compasión de la misericordia y reclama lo suyo; la justicia sigue su curso y reclama lo suyo; el juicio va ante la faz de aquel que se sienta sobre el trono y gobierna y ejecuta todas las cosas.» (DyC 88:40)

Hay una simetría desde los átomos a través de todas las escalas, hasta el evangelio. En este caso el lenguaje del Señor trata como objetos aspectos espirituales y describe como interactuan entre ellos. Para eso escoge palabras como allega, recibe, abraza y ama como la forma de interactuar. Así muestra perfectamente que es necesario compartir simetría y conservarla después.

Así como en la naturaleza, en los cielos «no se permiten aquellas  [asociaciones] que no conservan la simetría»

Son abundantes las escrituras donde el Señor habla en primera persona como ejecutor de la acción, por eso cuando no lo hace hay que estar especialmente atentos.
En esta escritura, el Señor habla en tercera persona. No adjudica un sujeto para ejecutar la acción de la sabiduría, la verdad, la virtud, la luz, la misericordia y la justicia. Creo que no hay una intención literaria o estética al hacer esto. Creo que nos está dando una pista sobre la naturaleza increada de elementos y su albedrío como participantes en el plan de salvación y su mecánica.
Sin embargo termina revelando que el resultado de esta mecánica «va ante la faz de aquel que se sienta sobre el trono»  y enseguida asigna claramente al Padre Celestial el gobierno y la ejecución del plan.

Las fuertes ligaduras de los Quarks en protones y neutrones proporcionadas por el gluón pertenecen al campo gluónico. Sin esa fuerte ligadura no habría átomos ni existiría nuestro mundo. E insisto, esa interacción tan necesaria se produce porque ambas partes comparten simetría. Como nuestro cerebro es simétrico o nuestra cara o nuestro cuerpo.

Una búsqueda acelerada

Poder en el sacerdocio

En la restauración se busca una acelerada simetría entre los cielos y la tierra. Ahora entendemos con más profundidad esta escritura.

«se concede que lo que atéis en la tierra sea atado en los cielos, y lo que desatéis en la tierra sea desatado en los cielos.» (DyC 128:8)

Las ordenanzas del evangelio, conforman la partícula mensajera, la manifestación local del eterno campo del poder de los cielos. En simetría con nuestra alma, nos ligan con intensa fuerza a una realidad divina que se altera según atemos y viceversa, en perfecta simetría.

Si achacamos a Dios despropósito ante la injusticia del mundo, mostramos que no entendemos el mundo. Solicitamos con esa queja, que todo el Universo adopte la simetría necesaria para «allegarse» a nosotros. Una pretensión ciertamente absurda.

El logro del plan de salvación

La simetría en el plan de salvación

Como observan en el gráfico, el plan de salvación diseñado por el Padre (misericordia, perdón y arrepentimiento) tiene simetría rotacional y espacial con el de la justicia, ley y castigo. Siendo cada uno de estos tres componentes la imagen especular de su opuesto en la justicia. Con lo cual componen un sistema increíble de correspondencias. Y todo esto en simetría con la materia, que sigue el mismo modelo como hemos visto con los Quark.

El Padre Celestial diseñó el plan de misericordia para crear un tribunal en los cielos y rescatar al hombre de la fría senda de la justicia primigenia. Esta justicia, que es anterior, no es una creación, es eterna como los elementos. Esa «partícula» de poder elemental  se despliega de forma natural cuando las condiciones lo exigen, como en la caída y «es independiente para obrar por sí misma en aquella esfera en que Dios la ha colocado» (DyC 93:30) De hecho su veredicto tiene carácter inmediato, «de cierto moriréis» es un anuncio no la acción de Dios «yo haré que muráis», la escritura transmite la acción de otro agente. Al igual que la inteligencia o luz de verdad, la justicia de los cielos «no fue creada ni hecha, ni tampoco lo puede ser.» (29)

Habiendo creado un plan perfecto de salvación, no obstante, debería ser capaz de interactuar o modificar el de «la justicia [que] sigue su curso y reclama lo suyo» casi diría que va a lo suyo.

La simetría en el plan de salvación

Esa tarea no es nada fácil, así como los Quark están poderosamente ligados por el Gluón, que transmite la fuerza nuclear fuerte, la más poderosa del Universo. De la misma forma ese «Quark» Justicia-Ley-Castigo, componen la más poderosa construcción por la que se gobiernan todas las cosas. El plan de salvación diseñado comprometía la propia arquitectura del Universo.
Pregunta clave:

Preparado el camino al crear la simetría del plan de salvación con la justicia ¿Cómo conseguir que el plan de misericordia se «allegase» al de la justicia, que lo «abrazara» y que a la vez «reclamara lo suyo» sin romper las reglas eternas?

La influencia en física de partículas se consigue mediante un campo y su partícula mensajera. Por ejemplo el electromagnetismo con el que estamos familiarizados al jugar con imanes o al encender la televisión se transmite por el campo electromagnético y mediante su partícula, el fotón. A las partículas que transmiten fuerza se les llama bosones. Transmiten la información de cambiar la simetría sin perderla, lo hace con aquellas partículas de simetría semejante. Por ejemplo el fotón y el campo electromagnético interactúa con los electrones pero no con los Quark, el Gluón y su campo sí lo hacen.

El problema que se planteaba en el plan de salvación es que no había campo, partícula, poder o persona que pudiera quebrar el esquema de la justicia sin romper su simetría interna. Lo que supondría un desastre comisco.
La solución vino de la mano del único ser que podía hacerlo.

flujo del movimiento

Los campos de poder en los cielos

El Universo, Hawking y la restauración

Los campos de poder en los cielos

Cada miembro de la trinidad tiene un campo asociado de influencia

Tal como dice Juan « Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.» (1 Juan 1:7)

Y no es casual que sean tres. Esa misma simetría que llega de lo más pequeño hasta lo más alto es un gran misterio par mí. En artículos pasados en la categoría Cosmología del evangelio, hemos distinguido tres luces o campos.

  • La luz de la verdad. Aliada del Padre, » la cual procede de la presencia de Dios para llenar la inmensidad del espacio» (DyC 88:12). Tiene poder para actuar de forma independiente. Penetra todos los objetos del Universo. Opera en un plano básico, no influye en la conciencia humana.
  • La luz que brilla, es la luz de la verdad a través de Cristo. En Cristo brilla, se suma a la anterior y vivifica todo lo que alumbra la primera. Opera en la inmensidad del espacio con la vida y sus sutilezas, alcanzando también la conciencia humana.
  • El Espíritu Santo. Tercera persona cuyo campo de actividad no es universal sino local. Coincide con el espacio humano, allá donde este un ser humano, el interactúa para testificar del Padre y del Hijo.

Estos tres campos, desde cada vértice de la divinidad se suman y a la vez operan de forma independiente. Un símil podemos verlo en nuestro uso del campo electromagnético para comunicarnos en la distancia por radio o TV. Aplicamos nuestro conocimiento para usar un objeto eterno como es este campo y sus fotones en una «ministración» de la población en cada punto de la tierra. Algo semejante a la influencia del campo de la Luz que brilla en las personas.

Cuando leemos en DyC 131:8 «no lo podemos ver; pero cuando nuestros cuerpos sean purificados, veremos que todo es materia.» deberíamos creer.

El campo de la luz de Cristo

Quien ascendió a lo alto, como también descendió debajo de todo

Contestamos ahora la pregunta clave anterior

Preparado el camino al crear la simetría del plan de salvación con la justicia ¿Cómo conseguir que el plan de misericordia se «allegase» al de la justicia, que lo «abrazara» y que a la vez «reclamara lo suyo» sin romper las reglas eternas?

En las escrituras se enseña el crecimiento del poder o fuerza de un campo. El sentido que doy a campo es el mismo que en la física de partículas, en palabras de Lisa Randall

«Los campos que crean los electrones y los fotones han de existir en todas partes para garantizar  que todas las interacciones  puedan suceder en cualquier punto del espacio-tiempo. Esto es esencial porque las interacciones son locales.»

Esta descripción coincide con la expresada en DyC 88:12 «la cual procede de la presencia de Dios para llenar la inmensidad del espacio,» En este caso el campo es el de la luz y la verdad. Llenar el espacio solo puede hacerlo la idea esférica de campo.
El campo de la luz y la verdad «no fue [creado ni hecho], ni tampoco lo puede ser.» (DyC 93:29)

Es de interés los adjetivos usados por Lisa Randall para la descripción de campos

«la teoría cuántica de campos es la herramienta con la que estudiamos las partículas, se basa en objetos eternos, omnipresentes…»

Pero para que las interacciones del campo de la luz y la verdad sean locales, es decir nos afecte y nos inspire a todos, hace falta otro. Nosotros desde la caída, no compartimos simetría con la luz y la verdad, fuimos excluidos.
Necesitamos el campo de la luz que brilla, y este es el de Cristo.

«y todas las cosas que son buenas vienen de Cristo; de lo contrario, los hombres se hallaban caídos, y ninguna cosa buena podía llegar a ellos.» (Moroni 7:24)

A través del campo de la Luz que brilla sí puede llegarnos todo lo bueno, sin él no podemos recoger ninguna cosa buena de la luz y la verdad. Realmente la Luz que brilla, la de Cristo, es un campo creado, pero sobre el increado de la Luz y la verdad, es su incremento.

La luz que brilla

Construcción del campo de la luz de Cristo

Las canteras de los cielos, los campos eternos

«Quien ascendió a lo alto, como también descendió debajo de todo, por lo que comprendió todas las cosas, a fin de que estuviese en todas las cosas y a través de todas las cosas, la luz de la verdad, la cual verdad brilla. Esta es la luz de Cristo.» (DyC 88:6-7)

Para no extenderme lo explicaré de forma esquemática

  • Cristo recibe una formación especial para comprender y abarcarlo todo.
  • Su objetivo es que la Luz y la verdad esté en todas las cosas, no se refiere a él mismo sino a ese campo de poder.
    Y a través de todas las cosas, sugiere que ejerza una profunda influencia, aspecto que en nuestro caso es imposible porque somos caídos.
  • Para que eso sea posible, presenta algo especial, una Luz y verdad que brilla y afirma «Esta es la luz de Cristo«, este es el segundo campo de la Trinidad. Ese brillo si tiene simetría con nuestro entendimiento porque « [nos] alumbra, viene por medio de aquel que ilumina [nuestros] ojos, y es la misma luz que vivifica [nuestro] entendimiento» (DyC 88:11)

El origen del campo de la luz que brilla

Podemos leer en esta escritura, cómo puede formarse el campo de la luz de Cristo o la luz que brilla.

«Lo que es de Dios es luz; y el que recibe luz y persevera en Dios, recibe más luz, y esa luz se hace más y más resplandeciente hasta el día perfecto.» (DyC 50:24)

Vemos un proceso de acumulación. El que recibe la luz, es el Salvador. En la intimidad, accedió a los paisajes privados y reservados de su Padre. Allí en la fuente de su poder, su relación con la Luz de la verdad fue privilegiada. Creció y se acumuló en él de tal forma que fue capaz de transmitir el brillo de su Padre sobre ese campo frio e impersonal de la Luz de la verdad. Por eso «la cual verdad brilla.»

Así como sobre el anodino campo electromagnético brilla Haendel al trasmitir su Mesías a millones de personas.

El campo de la expiación

La simetría en el plan de salvación

Interacción de la expiación

Ni uno cae a tierra sin que Dios lo sepa

El campo de la expiación, además del campo de la luz que brilla, es el mayor logro del salvador. Este campo afecta a toda la humanidad y se activa con el arrepentimiento. Este esquema es una representación de la distribución y relación de sus componentes. Es el resultado de trasladar la simetría en los quark y su interacción con la fuerza fuerte mediante el gluon con el plan de salvación y su interacción con la justicia mediante la expiación y su portador que es nuestro Salvador. Dejándonos llevar por el principio de simetría los resultados son maravillosos, al menos a mi vista.

El octeto de los bariones de espín 1/2, entre los que están el protón p y el neutrón n .

Mientras escribía este artículo fue una sorpresa encontrar el esquema de la clasificación por Gell-mann bajo el nombre de “Eightfold Way”.
Lo curioso de esto es que encontré este esquema después de bosquejar el mío. Esto me alienta a desarrollar más este principio de simetría para el estudio de las escrituras.

Movimientos principales

La simetría en el plan de salvación

El movimiento de la justicia

«Mas se ha dado una ley, y se ha fijado un castigo…la justicia reclama al ser humano y ejecuta la ley, y la ley impone el castigo; pues de no ser así, las obras de la justicia serían destruidas, y Dios dejaría de ser Dios.» (22)

Este movimiento en la parte izquierda es de un solo sentido y es el primero que se produjo. La divinidad depende de él ya que «La inteligencia, o sea, la luz de verdad, no fue creada ni hecha, ni tampoco lo puede ser.» (DyC 93:29) por lo tanto Dios trata con esta entidad rectora del Universo que se puede adivinar cuando leemos «…Pues he aquí, el misterio de  a la divinidad !Cuan grande es!» (DyC 19:10)

La simetría en el plan de salvación

El movimiento de la misericordia

Este movimiento circula en varias direcciones, es el plan de misericordia, que se acopla en el de justicia .

 «y la misericordia reclama al que se arrepiente; y la misericordia viene a causa de la expiación;» (23)
y se completa la idea al leer
«se ha concedido un arrepentimiento, el cual la misericordia reclama» (22)

Si se fijan, en el esquema superior el eje de simetría S4, proporcionado por el campo de la expiación, coloca al arrepentimiento en simetría con la ley. Y consigue situar a la misericordia con el poder de reclamar lo suyo. Inviste a la misericordia con el rango de ley Universal. Esto es increíble, un hazaña impensable.  De esta forma contestamos a la pregunta que hacíamos en el principio.

¿Cómo conseguir que el plan de misericordia se «allegase» al de la justicia, que lo «abrazara» y que a la vez «reclamara lo suyo» sin romper las reglas eternas?

Las palabras del plan de misericordia, a la derecha, son solícitas, concede reclama, porque el ejercicio del sacerdocio es por «persuasión, por longanimidad, benignidad, mansedumbre» (DyC 121:41)

Sin embargo las palabras de la justicia son de poder como ejerce derechos. El Salvador ya dejo su capa y anduvo dos millas, por amor hacia nosotros mucho antes de que existiéramos.

Artículos relacionados

El Universo, Hawking y la restauración del evangelio

Esta idea nos lleva a un Dios contenido en el universo donde actúa de acuerdo a las leyes

La luz y la verdad en el ecosistema de la creación

La impresión de que el Padre gobierna un gran ecosistema de entidades extrañas pero aliadas es cada vez mayor

La luz de Cristo y su propagación

Incluso ilumina a las células de nuestro cuerpo. Compuestas de materia inerte, sin embargo están vivas

La luz y la verdad. Su campo y bosón.

Incluso desde el más puro pensamiento científico se alza esa necesidad de traspasar el velo de ver qué hay detrás. Siendo, a veces, la humanidad como el hijo pródigo que abandona la casa del padre en busca de un país lejano.

La luz, la verdad y el brillo

La luz de la verdad así como los elementos, son eternos e increados. Son entidades con las que «hay que entenderse» pues de lo contrario «La luz y la verdad desechan a aquel inicuo.»

La cosmología del evangelio restaurado

Por pura necesidad de simetría era necesaria una renovación de la cosmología del evangelio ante un mundo en inflación de conocimiento

El velo en el plan de salvación y los horizontes en el universo

No podemos escindir de la cosmología del evangelio, de los avances en la cosmología moderna

RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. Buenísimo el articulo, en verdad es maravilloso como el Señor nos habla a cada uno de nosotros segun su entendimiento, a cada persona le da conocimiento segun su idioma.Y ya en la antiguedad asi les hablaba y ahora que la ciencia ha progresado todos estos principios ya eran revelados hace tiempo. El Señor nos ama sin duda alguna, gracias por este mensaje, un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments

Oscar Lino Sepulveda Flores on El hombre estaba en el principio con Dios, DyC 93
Antonio on Los toros de Basán
Diego Pilatuña on El día que partimos de Kólob
Diego Pilatuña on El día que partimos de Kólob
manuel marquez on El día que partimos de Kólob
David Moraza on La iglesia circunscrita
Leopoldo Betancourt on La iglesia circunscrita
Dayana motta on Antes de que tú nacieras
CARLOS VILLALBA on El peso del corazón
Yony Almanza Alarcon on El peso del corazón
yony Almanza Alarcon on La investidura del templo
Italo Bejsrano on Antes de que tú nacieras
Edwin Marroquin on La gloria de los lirios
yony Almanza Alarcon on Ucronía para el Libro de Mormón
gerardo martinez vargas on La túnica de pieles
yony Almanza Alarcon on Caronte y la luz de Cristo
Jaime Cabezas on La túnica de pieles
Jaime Cabezas on La túnica de pieles
Yolanda del Rayo Gonzalez Trejo on La túnica de pieles
Gabriel Jesús Reina on El templo, embajada de los cielos
Kevin Hemsley on un-muchacho
Brenda Ruiz on El milagro de Capernaum
William on Lehi_3
Martha Gutiérrez on El día que partimos de Kólob
Martha Gutiérrez on La guerra 2.0 en los cielos
FranciscoValenzuela on El milagro de Capernaum
Carlos Iván Hernández Diaz. on Teancum, una nueva etapa
Jose Miguel on Teancum, una nueva etapa
Jesus Castaño on Teancum, una nueva etapa
Jesús Martínez Garrido on La rugosidad en el plan de salvación
Jesús Martínez Garrido on La visita de Moroni y el nombre de la Iglesia
julio osbaldo de jesus morales monzon on El concilio de los cielos, propuesta de Aribel
irma leticia cerda gonzalez on Los cuerpos glorificados y su hardware
José Manuel López Sánchez on Las escrituras y Nefi, un modelo de progreso
irma leticia cerda gonzalez on El emprendedor de fe y el subsidiado
Morenita linda on Mi madre Jana
Rosa Tabilo Aguilar on Mi madre Jana
José Rodriguez on La prueba de fe en los mormones
Johnd369 on guerra
Smithd501 on guerra
Johna585 on guerra