Confejas España 2020, de la gestión a la ministración

Agradezco a todos aquellos interesados en por qué no ha habido publicaciones en teancum desde mediados de Diciembre de 2019. En estos dos meses he trabajado de forma continua en el proyecto para la Confejas España 2020 que se celebrará en Toledo. Ha sido un tiempo intenso de mucha reflexión y trabajo.

En esta edición, he sido llamado como webmaster. Esta es una posición rebasada por la realidad en este medio. Está en el nivel mecánico de los engranajes. Mi trabajo ha consistido en la programación de una aplicación para gestión de eventos que sea reutilizable para la estaca asignada en la siguiente conferencia. Sin embargo, hoy día, la actividad crucial esta en un comunity manager, en la social media.
En mi función de Webmaster, encontré que los planteamientos de presencia en la red, correspondían  al año 2000. Sin embargo, tengo la ocasión de trabajar con un extraordinario equipo en un desafío ilusionante. El contacto de la tecnología con las organizaciones y sus objetivos, constituye una colisión que revela nuevas posibilidades tanto positivas como negativas.

Permitánme, estimados lectores, relatarles algunas ideas en las que he trabajado y su conexión con las llaves del sacerdocio. Para eso hemos de reflexionar en la condición de nuestro mundo.

La tecnología no es neutral

Confejas España 2020
Llega y se queda

La tecnologia es una visita que no toca a nuestra puerta. Llega y se queda. Tiene la apariencia de servirnos, pero también un propósito que oculta a nuestra vista. Su tendencia es pasar de la visita a detentar la propiedad de todo lo que toca. No es que sea maligna sino que tiene una tendencia invasiva. La mejor forma de relacionarnos con ella es negociando, no hacerlo nos llevará a rodar por su ladera hacia un lugar desconocido. Pero ignorarla es exiliarnos de nuestro siglo, convertirnos en ascetas culturales.

En 1997 unos socios y yo fundamos Telebase S.L. Fuimos el primer proveedor de conexión a Internet en Almería y uno de los primeros de España. En los inicios las páginas web eran noticias por sí mismas y no por sus contenidos.
Mi primera web fue un resumen de nuestras creencias. Escanee el Libro de Mormón y lo puse en línea. Salio en el periódico de la ciudad «La voz de Almería» como la mejor web del mes. Sin embargo, su contenido era lo de menos. El éxito consistió en la incorporación a su botonera un JavaScript que conseguía un efecto 3D al pasar el ratón por encima del botón. La tecnología era la noticia en sí misma y el mensaje su soporte. Ese es el riesgo y la oportunidad.

La gestión de las actividades de cualquier tipo es un campo adquirido por la tecnología.  A pesar de los esfuerzos de las compañías por humanizar su atención al cliente, las máquinas se incorporan cada vez más a esa actividad. Es un proceso que se retroalimenta. Bajan los costos en el servicio al cliente y el retorno de ese beneficio se emplea en aumentar la tecnologia de ese servicio. Se va eliminando al factor humano de esa actividad, o como en Amazon, sometiendo al humano a niveles de rendimiento mecánicos.

La tecnología bajo las llaves del sacerdocio

No genera doctrina

No conozco una mejor negociación con la tecnologia que la realizada por Familysearch. La dirección de sus objetivos dada  el 3 de Abril de 1836 en el templo de Kirtland, no ha cambiado en 184 años. Ha conservado su esencia después de incorporar a su gestión una tecnologia de última generación. El usuario final puede dar la mano a los primeros investigadores de 1836 y comprenderse mutuamente. Puedo ver en 20 años a la inteligencia artificial(AI) realizar la labor de búsqueda y relación de registros familiares y a los santos, concentrarse en la realización de las ordenanzas en los templos.

Bajo las llaves del sacerdocio, todo orbita alrededor  de la causa de Sión; el recogimiento de Israel. Y la tecnologia es solo nuestra herramienta, no genera doctrina. Es el caso de las redes sociales, altera la socialización, el lenguaje y los valores.

La tecnología nos proporciona el poder elegir nuestra estrategia con los medios. En el pasado, la falta de medios limitaba nuestra estrategia. Esta ventaja, exige  planteamientos inteligentes de nuestra parte y no el mantenimiento de planteamientos fosilizados en la realidad. Casi convertidos en tradiciones.

La tecnologia de la esfera de bronce que Lehi encontró en su tienda, proporciono un camino por los parajes más fértiles del desierto,

«…en la esfera había dos agujas, una de las cuales marcaba el camino que debíamos seguir por el desierto.» (1 Nefi 1:10)

No dice qué marcaba la otra aguja, posiblemente el camino que no debían seguir. Nosotros hemos de encontrar el lado correcto de nuestra esfera tecnológica.

Los riegos futuros

Confejas España 2020
los sitúa bajo el numerador

En el organigrama de las actividades, conferencias y encuentros de todo tipo en la iglesia, tenemos el riesgo de convertirnos en usuarios de las aplicaciones tecnológicas y la «doctrina» que generan.
En toda gestión  hay tareas susceptibles de automatización. Por ejemplo gestión de listas, fechas, transacciones, permisos etc. La tendencia de la tecnología es absorber toda esa actividad pesada y tediosa en nuestro beneficio. Pero también apoderarse todo lo demás en nuestro perjuicio.

El engaño está en la productividad (P) La relación entre los beneficios obtenidos (B) y los recursos empleados (R), incluido el tiempo (T). Podríamos resumir P= B/R*T
Por supuesto que esto es una simplificación, pero está claro que cuanto menores sean los recursos y el tiempo empleado, mayor será la productividad y el beneficio tendrá menos costo.

Entiendo que la búsqueda de la productividad o de un concepto más avanzado como es la eficiencia, sea el objetivo de toda actividad económica. Pero ese modelo aplicado a la organización de eventos en la iglesia para jóvenes adultos, favorece en considerar a las personas como recursos y los sitúa bajo el numerador (B) del beneficio. Por lo tanto la pendiente que nos proporciona la tecnología favorece nuestra carga pero en dirección opuesta a la ministración. Es decir fija a los organizadores como recursos y a los asistentes como usuarios o consumidores.
Este es el peligro de abrazar una tecnología sin negociación, es la claudicación ante los sencillos algoritmos de su diseño.

El mensaje de las ordenanzas

Pero no lo hacemos ¿Por qué?

No hay nada más improductivo y menos eficiente que una ordenanza.
Si consideramos un bautismo, su (P)productividad)= B/R*T. En el denominador (R*T) encontraremos los recursos de tiempo, personas, local, mobiliario, agua en la pila, desplazamientos etc. empleados en ese bautismo.  Esto supone una magnitud muy superior al hecho administrativo de contar con un miembro del barrio más. Todo se podría solucionar con un  formulario y una firma, dos personas y un papel.

¿Por qué las ordenanzas no se sustituyen por métodos más eficientes en el reino de Dios?

Tampoco las ordenanzas de la obra vicaria en los templos atienden a criterios de eficiencia. Podría hacerse un bautismo a favor de cien personas de una sola vez. Puedo imaginar otras reducciones de costos de tiempo y personal para aumentar la productividad en la obra por nuestros antepasados en los templos. Podríamos colocar las ordenanzas como denominador bajo el numerador del beneficio. Pero no lo hacemos ¿Por qué?

Porque en la obra de Dios el ser humano no es un recurso, como en la obra de los hombres.

Porque en su reino somos su beneficio, somos el fin, el bien a conservar. Las llaves del sacerdocio y su transmisión en todos sus filamentos, conservan ese principio.

Los procedimientos avanzados de los cielos

para llenar la inmensidad del espacio

En el instante que aplicamos una tecnologia al servicio de una comunidad, transformamos a esa comunidad en fuente de datos para esa tecnología.
En la escena de Fausto, éste vende su alma a Mefistófeles, demonio súbdito del Diablo a fín de obtener conocimiento y riqueza.
Ambas partes se necesitan, sin personas, el diablo no tiene influencia. Sin personas la tecnología estaría en el mundo de las ideas incorpóreas. Al igual que el diablo, ellas necesitan tomar cuerpo en nosotros como objetos de su poder o servicio.

El doctor Fausto acordó con Mefistófeles entregar su alma al diablo en 25 años. En el nuestro, con la tecnología no hay contrato, ni tiempo de vigencia. Es una realidad asumida sin discusión.
No obstante, la tecnología es algo de origen divino, un fuego de conocimiento que hemos a de aprender a manipular.

En el reino de los cielos vemos una interesante convivencia con su tecnología celestial. Infinitamente más avanzada que la nuestra. Y esa extraña relación la observamos en su iglesia aquí en la tierra.

En los cielos se emplean procedimientos muy avanzados como el usado por el Espíritu Santo. A semejanza de un campo,  se manifiesta allí donde haya un alma que requiera de mayor luz y verdad acerca del Padre y del Hijo. Como un campo, opera al mismo tiempo en lugares diversos y con personas distintas con igual influencia.
La luz de Cristo, es de aún mayor influencia ya que «procede de la presencia de Dios para llenar la inmensidad del espacio, la luz que existe en todas las cosas, que da vida a todas las cosas, que es la ley por la cual se gobiernan todas las cosas» (DyC 88:12-13) Asombrosamente y a diferencia del Espíritu Santo, no solo opera en seres vivos sino en todo lo que existe. Como comenté en anteriores artículos, la onda portadora de esta luz de Cristo es La luz y la verdad, anterior a Cristo.

Los procedimientos arcaicos de los cielos

Confejas España 2020En el reino de los cielos se trabaja en muchas capas de procedimientos. Podríamos preguntarnos; teniendo métodos tan avanzados como la luz de Cristo o el Espíritu Santo ¿qué necesidad hay de un mensajero? algo tan antiguo como la mensajería personal.

En Daniel 10 vemos un ejemplo detallado y por lo tanto muy descriptivo de lo que hablamos.
Daniel  ayuna durante tres semanas para recibir conocimiento acerca de una visión. Después de ese tiempo Gabriel lo visita y fíjense en su declaración.

«…Daniel, no temas, porque desde el primer día en que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras, yo he venido. Pero el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí, Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y me quedé allí con los reyes de Persia.» (Daniel 10:12-13)

Lo avanzado en el uso de la Luz y la Verdad, convive con un tratamiento de gestión de 1 a 1. Gabriel sabía de la petición de Daniel, pero por causas ajenas, lo retrasan 21 días. Las proporciones de influencia en los cielos es tanto de 1 a miles de millones como de 1 a 1. El común denominador de todos los procedimientos es que el resultado final es un alma. En eso vemos que la productividad o eficacia en sus obras no incluye el ahorro de esfuerzo para beneficio, sino que usa de todos los medios en nuestro beneficio no en su productividad.

A semejanza de los cielos

Vemos este mismo modelo en su iglesia. En la ministración, en las ordenanzas, en la obra vicaria, en la obra misional.
El poder de las llaves del sacerdocio entregadas en Kirtland es tal, que sus filamentos se extienden en todo lo que tocan. El ejemplo más claro es familysearch, ya comentado.

Sin embargo hay nuevos espacios donde aun no hemos reflexionado sobre cómo enfocar nuestros medios tecnológicos y los organizativos con el esfuerzo y el resultado que esperamos.
Un sector vulnerable como son los JAS (jóvenes de 18 a 30 años) se encuentra en una gran encrucijada. Su futuro personal, en todas sus facetas, ya no es tutelado en un programa en la iglesia o de su familia, ni tampoco cuenta con la referencia de un esquema cultural, como lo tuvimos aquellos que ahora pasamos de los 50. Esa encrucijada consiste en que, ese futuro, depende solo de sus decisiones personales. Un porcentaje alto de ellos abandona la iglesia. Esa es la realidad en que los modernos Daniel de nuestras estacas deberíamos pensar.

Los filamentos de las llaves del sacerdocio

Su poder o influencia

El poder o influencia, de esos filamentos, estamos acostumbrados a percibirlos como estructuras rígidas. Semejante a la linea de autoridad del sacerdocio. Una fuerte y sólida estructura de acero jerarquizada que garantiza la integridad de la iglesia y su doctrina. Y ciertamente gracias a ella la iglesia atravesó con éxito grandes desafíos.

Las decisiones tomadas por el Pte. Nelson nos están dando una imagen muchos más avanzada e inteligente que la del acero.  Yo diría que imaginativa.
La estructura de liderazgo actual con nuestros JAS, sigue siendo la que se necesitó para atravesar las planicies de EEUU hacia el Oeste. Un liderismo compacto, organizado verticalmente, que genera instrucciones, que administra el presupuesto de facto, con tareas asignadas entre unos pocos para muchos. Cierto, que antes los medios no propiciaban algo diferente.
Hoy día nuestros JAS tienen un desafío más sutil y complicado. Son desafíos emocionales, de comprensión de un mundo que cambia su geometría de un año a otro, el suelo bajo sus pies cruje al andar. Un mundo donde la tecnologia está creando una aristocracia del conocimiento y una gran muchedumbre que irán a tientas hacia un gran edificio del que han escuchado. No podemos usar ese enfoque, hemos de aplicar el nuestro.

Confejas España 2020, algunas observaciones

Necesitamos soltar y no retener poder

En mi trabajo para la Confejas España 2020 que se celebrará en Toledo, me dí cuenta de algo. Con una oportunidad de reflexionar  sobre nuestros jóvenes en general note que todos nos  preocupamos por ellos, pero con el mismo enfoque que cuando eran niños o jóvenes. No hemos asimilado que son jóvenes y adultos. La tutela que ejercemos, inconscientemente, los mantiene en la iglesia, en una infancia extraña. En nuestro equipo, ser conscientes de esto nos ayuda a mirar con ojos nuevos.

Para ayudarlos en esta etapa, sin precedentes en la historia, hemos de cambiar nuestra forma. No necesitamos tanto un liderismo vertical, compacto que solo influye en los mejores, sino una red de colaboración y toma de decisiones que llegue a todos. Necesitamos soltar y no retener poder.

Me di cuenta que a medida que la aplicación informática para la Confejas 2020 España, gestionaba tareas, antes manuales, el ahorro de tiempo lo seguíamos considerando un factor de beneficio para nosotros y no un capital para emplear en los jóvenes. Esta tentación de beneficiarnos de la tecnologia, no para ministrar, sino para aumentar la gestión tecnológica, es la enseñanza que aprendí en Daniel y en la repartición de los panes y peces.
De hecho, en los cielos, todo el retorno de la «técnica celestial» vuelve en beneficio del individuo, no de los mensajeros.

Imaginación y obediencia

Me da la impresión que excluimos de la obediencia, el empleo de nuestra imaginación. Consideramos las nuevas soluciones, una amenaza para el orden habitual. En general, tenemos una adscripción total a los esquemas de organización, a la forma de entender las cosas. No estoy hablando de cambiar la iglesia, sino de renovar nuestra forma de ver las cosas. Isaías nos dice

«Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no escatimes; alarga tus cuerdas y fortalece tus estacas.»

Extender las cortinas de Sion, requiere la confección de nuevos tejidos. No escatimes, es no deseches ideas para cambiar tu forma. Sin embargo a veces nos acogemos a lo que hay sin aventurarnos en extendernos a nuevas propuestas. Preferimos la seguridad a la expansión. En nuestro equipo somos conscientes de esta realidad y consideramos esta edición como una oportunidad de mejorar, de aportar nuevas ideas.

El sueño de Elder L. Tom Perry

Recuerdo cuando alrededor de 2010 se promocionaron los Centros JAS. Estos contaban con un matrimonio Jas que asistía como consejero o asesor a los jóvenes. Elder Perry nos dijo que esos jóvenes eran el futuro. Los Centros Jas representaron un esfuerzo económico y organizativo importante. De hecho todos nos asombramos de la energía empleada en ello. En mi opinión, la revelación de Elder Perry, sigue vigente.

Quizás esta Confejas en Toledo, España pueda ser un punto de reflexión sobre cómo ayudar mejor a nuestros JAS. Quizás podamos entender que la solución a sus desafíos los incluye a ellos, pero no como usuarios de nuestras soluciones. Ellos deben estar presentes en todos los tramos de liderazgo, no solo como tutelados sino como adultos.
Es esta posición, con un equipo de personas fenomenal cómo el nuestro y con algunas ideas claras, nos planteamos dar el mejor servicio y las mejores oportunidades a nuestros jóvenes en la Confejas España 2020 en Toledo.

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*